Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coface gana 22,3 millones en el primer trimestre, un 44,7% menos

Coface obtuvo un resultado neto atribuido al grupo de 22,3 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio, un 44,7% menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando ganó 40,3 millones de euros.
No obstante, el resultado neto atribuido al grupo excluyendo "elementos actualizados", como el ajuste de los ingresos de la actividad pública para el año fiscal (2,7 millones de euros), la indemnización por cese del consejero delegado (2,6 millones de euros) y otros (0,5 millones de euros), fue de unos 26,9 millones de euros en el primer trimestre, un 35,8% menos.
La cifra de negocio consolidada de Coface fue de 365 millones de euros entre enero y marzo de este año, un 6,3% menos que en el mismo periodo de 2015, cuando la compañía facturó 389,6 millones de euros.
Esta variable se vio afectada por el estancamiento en los mercados desarrollados, ya que Europa Occidental y el Norte del continente están experimentando presión sobre los precios, sobre todo en Francia y Alemania, debido al bajo nivel de riesgo de estas regiones.
En Norteamérica, la cifra de negocios aumentó de nuevo este trimestre, aunque es pronto para confirmar la tendencia de crecimiento a largo plazo, según ha informado la empresa en un comunicado.
Los mercados emergentes se enfrentaron a un alto riesgo de volatilidad, algo que llevó a Coface a tomar medidas sobre su cartera en algunos mercados (Latinoamérica y Asia Pacífico), lo que impactó en el aumento de los beneficios. Las regiones de Europa Central y Mediterránea (excluyendo a España) y África registraron un ligero aumento en la cifra de negocios.
En este contexto, Coface decidió reorganizar sus regiones europeas, de forma que España y Portugal, procedentes de la región de Europa Occidental, se han integrado en la región del Mediterráneo y África, mientras que Rusia, procedente de la región de Europa del Norte, lo ha hecho en la región de Centroeuropa.
La producción de nuevo negocio de la compañía, apoyado por el crecimiento de las empresas de tamaño medio y locales, estuvo en línea con la registrada en el primer trimestre del ejercicio pasado. La tasa de retención de clientes alcanzó un nivel récord del 92,5% gracias a un enfoque centrado en el cliente.
De acuerdo con el consejero delegado de Coface, Xavier Durand, el pasado trimestre ha sido "difícil" para la compañía, al registrar una caída en el beneficio y la cifra de negocio en el contexto de "un entorno económico polarizado e inestable".
En su opinión, estos resultados reflejan un "fuerte contraste" entre los mercados desarrollados de seguro de crédito, donde el riesgo es bajo y las presiones de la competencia reducen los ingresos, y los mercados emergentes, en los que el riesgo es "alto, sobre todo en el sector de las materias primas".
CAUTELA DE CARA A LOS RESULTADOS DE 2016.
En relación con los resultados del ejercicio completo, el grupo se ha mostrado "cauto", dado que la economía mundial "sigue siendo inestable", el crecimiento es "débil" y los riesgos son "altos en los mercados emergentes y ciertos sectores".
No obstante, en los mercados desarrollados, donde los riegos son menores, Coface espera que las presiones comerciales "sigan siendo fuertes".
Por otra parte, la compañía considera que el impacto positivo de las medidas tomadas para reducir la exposición al riesgo en Latinoamérica en el último año "ya se está empezando a materializar" y anticipa que los efectos de las iniciativas puestas en marcha para reducir la exposición al riesgo en Asia "se irán reflejando" en los resultados de Coface "de forma gradual".