Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colonial aprueba mañana realizar un 'contra split' de diez acciones por una

La inmobiliaria se abre a dos nuevos accionistas y vuelve a repartir dividendo diez años después
Colonial aprobará mañana martes en su junta general de accionistas realizar un 'contra split' del número de acciones en que se divide su capital social mediante la agrupación y el aumento del valor nominal de los títulos.
La inmobiliaria acometerá la operación mediante un canje de diez acciones de las actualmente en circulación, de 0,25 euros de valor nominal cada una, por un nuevo título de 2,50 euros.
Colonial abordará esta reestructuración de su capital, que actualmente está representado en 3.188 millones de acciones, una vez que complete la anunciada ampliación de capital de 265 millones de euros con la que abrirá su accionariado a la entrada de dos nuevos socios, el grupo mexicano Finaccess y el andorrano Reig Jofré.
La firma mexicana tomará un 8% de la inmobiliaria y se convertirá en su tercer socio de referencia, por detrás de Qatar, que tiene un 13% y del Grupo Villar Mir, que tras su reciente desinversión cuenta con alrededor de un 9%. De su lado, Grupo Reig se hará con otro 2,5%.
La ampliación de capital será no dineraria y se realizará a través de dos operaciones que permitirán a Colonial ampliar su cartera de edificios y reforzar hasta el 57,5% su participación de control en la filial francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL), todo ello en línea con su actual estrategia de crecimiento.
Por un lado, Colonial entregará acciones de la ampliación equivalentes a un 8% de su capital a Finaccess. A cambio, esta firma le entregará un lote de tres edificios de oficinas de Madrid, que incluye uno los mayores inmuebles de la capital, la actual sede de IBM. Además, tendrá un sillón en el consejo de administración.
Por su parte, la firma andorrana canjeará el 4,4% que tiene en la inmobiliaria gala SFL por un 2,5% de Colonial, que además le abonará 51 millones de euros.
Los dos nuevos socios entran en Colonial coincidiendo con la recuperación del dividendo por parte de la compañía, tras un periodo de diez años sin retribuir a los accionistas.
La junta de la inmobiliaria aprobará repartir a los socios 0,015 euros por acción, a cuenta de los resultados de 2015, ejercicio que cerró con un beneficio de 415 millones de euros y con un récord en la firma de nuevos alquileres.
PWC, NUEVO AUDITOR.
Entre el resto de puntos del orden del día de la asamblea de Colonial figura la elección de PwC como nuevo auditor de las cuentas de la inmobiliaria para los ejercicios 2017, 2018 y 2019, que relevará así a Deloitte, que aún se encargará de supervisar los resultados de 2016.
Asimismo, la junta dará luz verde a que Qatar pase a contar con dos puestos en el consejo de administración, con la designación de un segundo representante, y además aprobará el nombramiento del consejo de Financcess, Carlos Fernández González.