Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad de Madrid cree que el Estado debe hacer un "esfuerzo de recorte de gasto" y suprimir o fusionar ministerios

El consejero de Economía dice que el establecimiento de un mínimo para el impuesto de Sucesiones es una medida "mediocre para mediocres"
El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha considerado el Estado debe hacer un "esfuerzo de recorte de gasto" y, "por supuesto", debe suprimir o fusionar ministerios.
"Los números ponen de manifiesto que la Administración del Estado no ha hecho todavía un gran esfuerzo de austeridad. En cambio, las comunidades hemos ajustado mucho el gasto y rebajado el déficit a la mitad del que había en 2011. Cuando la Administración central haga un esfuerzo de recorte del gasto, será de justicia que las comunidades reciban más dinero para sostener la sanidad, la educación y los servicios sociales", ha afirmado Ossorio en una entrevista concedida a Cinco Días, recogida por Europa Press.
Preguntado por el lugar donde puede recortar gastos el Gobierno central, ha señalado que "la Administración central tiene unos ministerios muy grandes con competencias en materias que son de las comunidades", por lo que "por supuesto" que el Estado puede suprimir o fusionar ministerios como ha sucedido en Madrid, donde se han "suprimido ocho consejerías desde 2008".
CONSEJO DE POLÍTICA FISCAL Y FINANCIERA
Preguntado por qué esperan del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebrará antes de finalizar este mes, Ossorio ha indicado que "el asunto más importante a tratar será la revisión del sistema de financiación".
"Todas las comunidades coincidimos en que el modelo autonómico es oscuro e incomprensible", ha asegurado y ha indicado que, además, supone "una gran injusticia del sistema de lealtad institucional porque "los supuestos incrementos de recaudación por las subidas fiscales se los queda el Estado y no compensa por medidas que elevan el gasto autonómico".
A su juicio, el nuevo modelo de financiación "debe desligarse de los errores del pasado" y se pueden "arbitrar mecanismos para que sea de forma gradual para atenuar el impacto en algunas comunidades autónomas".
"Las diferencias actuales en financiación por habitante no pueden perdurar. Y habría más recursos en el sistema si las comunidades forales contribuyeran a la solidaridad", ha defendido para añadir que "hay que conjugar" el régimen foral de País Vasco y Navarra y la solidaridad entre españoles. "La fórmula de hacerlo es que País Vasco y Navarra contribuyan a la solidaridad y el cupo se calcule con justicia", ha apostillado.
UNA MEDIDA "MEDIOCRE"
En cuanto a la reforma fiscal, ha asegurado que "el Gobierno debe tener claro que la idea del PP es que bajando impuestos aumenta la recaudación". "El Gobierno tiene que tener claro que la idea del PP es que bajando los impuestos se logra más recaudación", ha apuntado y ha insistido en que "el Ministerio de Hacienda debe recordar las tesis tradicionales del PP".
Así, se ha opuesto al tipo mínimo para el Impuesto de Sucesiones propuesto por la comisión de expertos para la reforma fiscal, por ser una medida "mediocre para mediocres" y "multiplicaría hasta por quince la tributación de los madrileños por Sucesiones".