Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Concluye sin avances la reunión entre Gobierno y agentes sociales

Aún así, los sindicatos siguen dispuestos a la negociación y mantienen la voluntad de llegar a un acuerdo, aunque las dudas sobre la posibilidad de consenso aumentan ante la falta de cambios en las posiciones de los empresarios. Fuentes gubernamentales han explicado que el Gobierno se ha unido a la reunión de para facilitar las negociaciones tras los desencuentros de esta semana y la falta de tiempo para consensuar la reforma antes de que expire el plazo marcado por el Ejecutivo (31 de mayo). 
Sin embargo, han afirmado que no se esperaba nada concreto de la reunión de este sábado, ya que objetivo era conocer las posturas, ver lo que falta para conseguir un acuerdo y conocer los ánimos de las diferentes partes de la negociación para determinar si es necesario o no alargar los plazos.
Según las mismas fuentes, los contactos seguirán este fin de semana, ya sean telefónicos o con nuevas reuniones, y servirán al Gobierno para analizar si sindicatos y empresarios van a ser capaces de entenderse o si, por el contrario, la reforma laboral tendrá que hacerse por decreto.
En el encuentro de este sábado han participado el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, y el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán. El lunes termina oficialmente el plazo dado por el Gobierno a los agentes sociales para que alcancen un acuerdo sobre la reforma laboral.  CGS