Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso da vía libre a las nuevas medidas fiscales medioambientales con el único apoyo del PP

La Comisión de Hacienda del Congreso ha aprobado este jueves el proyecto de ley por el que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras, que ahora será remitido al Senado para su debate.
Tras una tramitación 'exprés' que en apenas una semana ha finiquitado el debate de totalidad y la revisión del más de un centenar de enmiendas presentadas por los grupos, el proyecto de ley sólo ha incorporado las 17 propuestas del PP, por lo que el dictamen ha sido respaldado únicamente por el grupo que da sustento al Gobierno frente a la abstención del PNV y el voto contrario de PSOE, Izquierda Plural, UPyD y CiU.
Con los cambios aprobados, se reconoce una exención del 85% en el Impuesto de Electricidad a los procesos electrolíticos y de reducción química, mineralógicos y metalúrgicos para mejorar su competitividad, se modifican las sanciones a las embarcaciones que utilicen combustibles no permitidos, se precisan los cambios en las deducciones al Impuesto de Sociedades y se exime a los barcos utilizados para la enseñanza del pago del Impuesto de Matriculación, entre otras cosas.
MÁS MEDIDAS EN LA REFORMA INTEGRAL
La portavoz 'popular' de Hacienda, Ana Madrazo, ha afirmado que es "imprescindible" aprobar esta normativa porque "avanza en el proceso de consolidación fiscal" y permitirá "recuperar ingresos tributarios a los niveles propios de un país desarrollado", algo "esencial para cumplir los compromisos pero también para mantener la sanidad, la educación y los servicios sociales".
En concreto, el PP prevé que sólo la eliminación de deducciones del Impuesto de Sociedades que prevé este proyecto aporte ingresos adicionales de 3.650 millones de euros al año a costa de las grandes empresas, porque "el Gobierno quiere que paguen más los que más tienen y menos quienes generan actividad económica y crean empleo, como son las pymes y los autónomos".
Por su parte, el nuevo gravamen sobre los gases fluorados de efecto invernadero es un "intento" de promover un cambio de comportamiento, aunque Madrazo ha reconocido que hay que "profundizar" más en la senda de la fiscalidad verde y ha asegurado que será una de las vías fundamentales de la reforma profunda del sistema tributario que se planteará a principios de 2014.
NO ES UN PROYECTO VERDE
Sin embargo, el socialista Pedro Sánchez cree que este proyecto es "un cajón de sastre" que "combina subidas de impuestos sobre todo a las clases medias con subvenciones fiscales nada justificables", y ha acusado al PP de "improvisación y arbitrariedad" en materia de política fiscal, un comportamiento "muy contraproducente" porque perjudica a la seguridad jurídica.
Por eso, el PSOE plantea fijar un suelo del 15% en Sociedades para las grandes corporaciones, revisar todas las deducciones del IRPF, suprimir la prórroga de la subida del IBI o eliminar las exenciones a la matriculación de yates. Además, exige al Gobierno que "de verdad plantee un proyecto de ley de medidas fiscales medioambientales y no este apaño, este quiero y no puedo".
Laia Ortiz, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), también ha criticado la "inestabilidad" de la política fiscal, con "más de diez cambios en menos de dos años", y ha lamentado que "tampoco con este proyecto se avanzará hacia un sistema más justo y eficaz", ni tampoco hacia una fiscalidad más verde.
También ha criticado que las enmiendas 'populares' den "marcha atrás" con los "pequeños avances" que se habían conseguido con la eliminación o rebaja de algunas deducciones en Sociedades que recogía el proyecto de ley, y ha defendido sus enmiendas, que plantean nuevas figuras tributarias "claras" de fiscalidad medioambiental así como reformar los impuestos existentes en "clave verde".
El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha señalado que "contrasta el discurso tan triunfalista del Gobierno" con respecto al pretendido control del déficit público con la continua aprobación de medidas tributarias "a golpe de urgencia recaudatoria", y ha coincidido en que este proyecto de ley recoge sólo "medidas mínimas" de fiscalidad medioambiental y que, sin embargo, genera "incertidumbre" regulatoria que perjudica a las inversiones.
"Hace falta una reforma fiscal verde más amplia, no sólo creando impuestos nuevos sino revisando también los existentes desde el punto de vista medioambiental", ha reclamado, planteando asimismo que parte de la nueva recaudación que permita este proyecto de ley se destine a políticas medioambientales.
DESLEALTAD INSTITUCIONAL
Finalmente, Toni Picó, de CiU, ha reprochado al Ejecutivo que presente "de nuevo" un incremento de la presión fiscal y ha recordado que, al margen de las "necesidades recaudatorias", hace falta articular una política impositiva que "impulse la recuperación del crecimiento económico y de la creación de empleo". "Y estas medidas no lo hacen", ha apostillado.
Además, ha calificado de "ridículo" pretender que éste es un proyecto de fiscalidad medioambiental y ha recordado que el margen para avanzar en ese sentido es "amplio", ya que la recaudación verde en proporción al total de ingresos tributarios sólo es más baja que en España en Francia y Bélgica.
Por último, ha advertido de que el nuevo impuesto sobre gases fluorados "merma la competitividad de determinados sectores" al no estar armonizado en la UE, ha señalado que la eliminación de algunas deducibilidades "pone en peligro la internacionalización" de las empresas cuando más falta hace que ese proceso sea exitoso, y ha criticado la "deslealtad institucional" del proyecto que, como el resto de cambios fiscales, reserva para el Gobierno central la mejora de recaudación sin repartirla con el resto de administraciones.