Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consejo de Caja Madrid aprueba los estatutos con las propuestas de la Comunidad

El Consejo de Administración de Caja Madrid aprobó hoy por unanimidad el proyecto de nuevos estatutos, tal y como le pidió la pasada semana la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, y decidió incorporar las recomendaciones que le hizo el gobierno de Esperanza Aguirre.
Según fuentes del Consejo, tras esta votación, los estatutos se remitirán ahora a la Consejería y, cuando ésta los apruebe, se volverá a reunir el consejo para convocar la asamblea de la caja, previsiblemente en la segunda quincena de marzo, que será cuando los apruebe definitivamente.
En caso de que la Asamblea no le dé su visto bueno -para lo que se necesita el voto favorable de dos tercios de los asistentes- la Comunidad de Madrid podría imponerlos, explicaron las mismas fuentes.
A pesar de aprobar la remisión del texto a la Asamblea de la entidad, todos los miembros del Consejo -salvo los representantes del PSOE y de la Comunidad de Madrid- mostraron su discrepancia en alguno de los puntos aprobados.
El nuevo texto incorpora las seis recomendaciones que la semana pasada le hizo la Comunidad a la caja, y que se centran en la necesidad de que la nueva ley regional de cajas se aplique completamente en el actual proceso electoral.
Durante la reunión, los representantes del PSOE decidieron no pronunciarse al respecto, mientras que los de la Comunidad aseguraron que es una adaptación correcta y elogiaron el texto.
De hecho, fuentes de la Consejería se "congratularon" de que finalmente se hayan adaptado los estatutos, aunque matizaron que analizarán de forma pormenorizada el texto, que deberán volver a enviar al Consejo de la caja en quince días, plazo que previsiblemente no se agotará.
El Consejo a su vez tendrá quince días para convocar la Asamblea de la caja una vez que reciba el texto de la Comunidad.
El pasado jueves, quince días después de que la entidad le remitiera el proyecto de nuevos estatutos adaptados a la nueva normativa, la Comunidad de Madrid se los devolvió sin modificar, aunque le propuso algunos cambios, porque insistía en que no se trataba de un proyecto, sino sólo de un "borrador", al no haber sido votado por el Consejo.
La Consejería reiteró así su petición de que el consejo de administración se reuniera en un plazo de diez días para someter dicho texto a votación, reunión que finalmente ha tenido lugar hoy.
Entre las seis discrepancias con el proyecto de la entidad, la Comunidad señalaba que la caja proponía en su borrador que los nuevos estatutos se aplicaran a los procesos electorales iniciados tras la entrada en vigor de los mismos, lo que para la Comunidad se oponía "frontalmente" a la nueva ley de cajas regional.
En cuanto a la posibilidad de ampliar un mandato más los cargos de la caja que excedan los doce años máximos establecidos, Caja Madrid remitió en su borrador a la normativa estatal en vez de a la autonómica, lo que para la Consejería madrileña era "totalmente incorrecto", ya que el órgano competente en la materia "es la Asamblea de Madrid".
Entre otras precisiones, la Comunidad también advertía de que el borrador "altera" las fórmulas que la nueva ley de cajas regional establece para la determinación de los consejeros generales por los sectores de corporaciones municipales e impositores de la Asamblea de la caja.