Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corea del Norte creció un 3,9% en 2016, su mayor ritmo desde 1999

Corea del Norte crece más rápido que Corea del Sur por primera vez desde 2008
El PIB de Corea del Norte creció un 3,9% en 2016, tras registrar una contracción del 1,1% en 2015, lo que representa su mayor ritmo de expansión en 17 años, superando incluso por primera vez desde 2008 el crecimiento de su vecino del Sur, que se limitó al 2,8%, según las estimaciones realizadas por el Banco Central de Corea del Sur.
La expansión de Corea del Norte en 2016 refleja el crecimiento del 8,4% del sector minero, que representa el 33,2% de la economía norcoreana, mientras la agricultura creció un 2,5%, las manufacturas un 4,8%, la construcción un 1,2% y los servicios un 0,6%.
De este modo, la minería se situó como el principal sector económico de Corea del Norte, con un 33,2% del total, por delante de los servicios, con un 31,1%, la agricultura, con un 21,7%, y la construcción, con un 8,8%.
Durante el último ejercicio, Corea del Norte incrementó sus exportaciones en un 4,6%, hasta 2.820 millones de dólares (2.421 millones de euros), el mayor repunte registrado desde 2013, gracias a la relación económica con China, su principal y casi único importador. De hecho, en 2016 el gigante asiático compró el 92,5% del total de bienes exportados ese año desde Corea del Norte.
Por su parte, las compras al exterior de Corea del Norte sumaron en 2016 un total de 3.730 millones de dólares (3.203 millones de euros), lo que representa un crecimiento anual de las importaciones norcoreanas del 4,8%.
En el caso de las relaciones bilaterales entre las dos Coreas, los intercambios comerciales sufrieron en 2017 un desplome del 87,7%, hasta 330 millones de dólares (283 millones de euros), después de que en febrero de 2016 ambos países interrumpieran sus relaciones comerciales tras el cese de actividades del complejo industrial conjunto de Kaesong.
"La estructura económica norcoreana es muy frágil y no está preparada para un gran crecimiento", indicó un funcionario del banco central a la agencia surcoreana Yonhap bajo la condición de permanecer en el anonimato.
LA AMENAZA DEL CARBÓN
Sin embargo, los expertos del Banco Central de Corea del Sur temen que la economía norcoreana reciba un duro golpe este año, cuando se registren los efectos de la cancelación de las exportaciones de carbón a China ordenada por Pekín, cansado de justificar las constantes provocaciones de Corea del Norte contra la comunidad internacional.
"Corea del Norte podría dar un rodeo a algunas de las sanciones que pesan ahora mismo sobre el país, pero va a resultar definitivamente afectada por la decisión de China de prohibir las importaciones de su carbón. Es un factor crítico para su economía, y no es un material precisamente invisible a la vista: puedes ver fácilmente cuándo se mueve, así que es muy difícil meterlo de contrabando", según el investigador del Instituto para la Unificación Nacional, Kim Suk Jin.