Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Csica dice que las tarjetas 'B' son un "caso puntual" y afirma que han dañado "seriamente" al sector

El presidente del sindicato augura que se perderán 40.000 empleos en el área de las antiguas cajas de ahorros durante la reestructuración
El presidente del sindicato Csica, Luis José Rodríguez Alfayate, ha afirmado que el uso de tarjetas 'B' "no es una práctica extendida en las cajas de ahorros" y lo considera "un caso puntual", al tiempo que ha apuntado que, a la hora de pedir responsabilidades, habrá que dirigirse a "todos aquellos organismos que concedieron, consintieron y ocultaron" su utilización.
En declaraciones a Europa Press, Rodríguez Alfayate ha indicado que restituir el dinero empleado en esos pagos "no es, en ningún modo, suficiente", porque entiende que "no todo vale".
Además, ha hecho hincapié en que tiene que ser la Justicia la que se encargue de decidir las sanciones o penas para los responsables. "Nosotros respetamos las decisiones judiciales y son los jueces los que tienen que dirimir la responsabilidad de cada uno de los encausados", ha dicho tras conocerse la existencia de estos plásticos en la antigua Caja Madrid.
El presidente del sindicato ha manifestado que tanto el sector como sus trabajadores "han visto seriamente dañada su imagen y buen hacer por este asunto". "Han pagado justos por pecadores. Nuestros compañeros han hecho su trabajo de manera honesta y, finalmente, ellos han sido los que han perdido su empleo. La Justicia debe actuar, tiene que hacerlo para poder seguir creyendo que no todo vale en este país", ha sentenciado.
NUEVAS INVESTIGACIONES DE LA FISCALÍA
Rodríguez Alfayate también ha hecho alusión a los nuevos casos de supuestas irregularidades que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha remitido a la Fiscalía sobre la antigua Novacaixagalicia y Catalunya Caixa (CX).
"Si la Fiscalía lo va a investigar, se tratará de operaciones escandalosas", ha opinado, al tiempo que ha garantizado que las "irregularidades" que Csica detectó en su momento en CX las puso en conocimiento del órgano pertinente.
"En este sentido, denunciamos la dejación de funciones del Banco de España y de la Generalitat de Cataluña en sus labores de vigilancia, control y supervisión de las operaciones que se estaban llevando a cabo en la entidad", ha recordado.
El presidente de Csica ha insistido en que la reestructuración financiera ha afectado "seriamente" al sector de las cajas, lo que se ha traducido en una "pérdida de empleo tremenda".
HABRÁ MÁS FUSIONES Y DESTRUCCIÓN DE EMPLEO
En este sentido, ha indicado que los bancos no aciertan al culpar a las cajas de la situación creada, ya que ellos "también han estado implicados". "Lo que están haciendo ahora los bancos es aprovechar el tirón del rescate de cajas, pero tampoco están libres de culpa", ha remarcado.
Pese al fuerte recorte de puestos de trabajo en los últimos años, Rodríguez Alfayate augura que el ajuste continuará en el futuro y cifra en 40.000 el número de empleos que se recortarán en el área de las antiguas cajas de ahorros. "También auguramos más cambios, con nuevas fusiones, en un breve espacio de tiempo", ha adelantado.
Pese a ello, el sindicato sigue aumentando su número de afiliados. Así, su objetivo es ganar más representación en las entidades en las próximas elecciones sindicales. "Queremos seguir creciendo y no descartamos convertirnos en la segunda fuerza sindical", ha apuntado.
Csica está presente en todas las antiguas cajas de ahorro y ahora, gracias a su unión con Fuerza Independencia y Empleo (FINE), también tienen representación en Santander, BBVA y Banco Sabadell.
El sindicato mantiene una relación de cordialidad con CC.OO. y UGT en aquellas entidades en las que conviven, pero, según su presidente, Csica es "muy distinto a ellos". "Nuestra principal premisa es defender nuestra independencia y los derechos de los trabajadores. Partiendo de esa base, estamos dispuestos a llegar a acuerdos con aquellas centrales sindicales que quieran lo mejor para los empleados y que sean capaces de dejar a un lado intereses personales y partidistas. Sólo buscamos la defensa de los trabajadores del sector", ha señalado.