Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dcoop lamenta que las entidades financieras accionistas de Deoleo prefieran un fondo de inversión extranjero

Asegura que en los últimos momentos se había ofrecido a comprar las participaciones de Bankia en igualdad de condiciones y estudiará su continuidad
Dcoop (antigua Hojiblanca) ha lamentado que las entidades financieras españolas accionistas integrantes del Consejo de Administración de Deoleo --Bankia, BMN, Caixabank y Unicaja-- hayan acordado la venta de un paquete accionarial a la británica CVC Capital Partners, que supone otorgarle la mayoría, cuando existían alternativas "claras" en este proceso que permitían una viabilidad a futuros con una empresa basada en capital español, todo ello pese a las intenciones manifestadas en los medios de comunicación en algunos casos.
En un comunicado, Dcoop señala que la operación se ha hecho con "una gran celeridad, sin la necesidad de hacerlo así, pese a los nuevos escenarios que se abrían, y aunque han pasado muy pocos días desde la presentación de ofertas vinculantes, por lo que hay que preguntarse quién se ha beneficiado de esta operación".
Además, Dcoop ha recordado que se ha ofrecido en estos días a liderar un proyecto basado en el sector productor español con un enfoque "claramente industrial y conocedor del mercado", estando dispuesto a ampliar su participación, para lo cual contaba con financiación.
"A partir de ahora se abren interrogantes sobre cómo afectará esta operación al liderazgo mundial del sector aceitero español, puesto que la gestión con opción a OPA (Oferta Pública de Adquisición de Acciones) manifestada por CVC va a suponer un mayor control en Deoleo por parte de una empresa financiera, no conocedora del mercado oleícola, cuyos intereses no tienen por qué coincidir con los del sector, donde puede primar la rentabilidad económica a corto plazo a cualquier precio antes que un proyecto viable de futuro con búsqueda de valor añadido", ha alertado Dcoop.
En este sentido, Dcoop ha asegurado que en los últimos momentos se había ofrecido a comprar las participaciones de Bankia en igualdad de condiciones que el posible fondo de inversión, algo que al final se ha rechazado por parte del Consejo de Administración de Deoleo donde están presentes las entidades financieras referidas.
"Incluso estaba dispuesta a canalizar la adquisición de otros paquetes accionariales, sin embargo, tanto Bankia como BMN han optado por este esta empresa de capital riesgo extranjera", ha apuntado Dcoop, que ha apuntado que "la mayoría de olivareros se están preguntando hoy cómo es posible que con sus impuestos se haya rescatado a estas dos entidades financieras --Bankia y BMN--, que ahora han aprobado esta operación que crea grandes incertidumbres para el futuro de su sustento en muchas zonas productoras".
En cuanto a los representantes públicos, Dcoop ha indicado que "o no se han realizado gestiones por parte de las administraciones para frenar la operación, o no se les ha hecho caso, por lo que se ha visto". "Ha quedado demostrado que el Gobierno de la Nación, como propietario de Bankia, ha preferido vender su parte a un fondo extranjero antes que articular un proyecto nacional posible y viable", ha criticado.
"PODÍA NO TENER SENTIDO LA CONTINUIDAD"
De otro lado, Dcoop ha señalado que ha venido manifestando que "podía no tener sentido su continuidad en Deoleo si este proceso daba como resultado una situación donde no está claro que se vaya a enfocar la gestión bajo el prisma del sector oleícola nacional, desde su aportación como empresa conocedora de la actividad industrial y del mercado, con el empuje de los productores y la potenciación de la imagen del aceite español en el mundo, en definitiva, desde el liderazgo".
Por todo ello, Dcoop va a estudiar internamente la nueva situación para tomar una decisión sobre su continuidad, pero sí tiene claro que "no va a hacer seguidismo como accionista de una gestión que tiene visos de ser contraria a los intereses del sector productor y con unos compañeros de viaje que no son de fiar, pese a las buenas intenciones manifestadas".
En cualquier caso, Dcoop va a continuar con todos los proyectos emprendidos que tiene en marcha y otros que puedan surgir para intentar conseguir la mayor rentabilidad para sus socios y trabajando por concentrar la oferta, única vía que tienen los productores para defender sus producciones.