Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dcoop refuerza su apuesta por el vino con la incorporación de la Bodega de Labastida en Álava

Dcoop, la mayor cooperativa agroalimentaria multisectorial, refuerza su sección de vinos con la incorporación de la cooperativa vitivinícola Unión de Cosecheros de Labastida en Álava (UCL), que le permite además entrar en La Rioja, según ha informado la compañía en un comunicado.
La Bodega de Labastida es la mayor cooperativa vinícola vasca y comercializa vinos con marcas reconocidas como Solagüen y Manuel Quintano, que ahora pasarán a formar parte del portafolio de productos que ofrece un operador líder del vino español como es Dcoop-Baco.
La Unión de Cosecheros de Labastida, fundada en 1965, cuenta con un centenar de viticultores que cultivan unas 400 hectáreas de viñedo que a su vez producen una media de 2,5 millones de kilos de uva de diferentes variedades como tempranillo, garnacha, viura y malvasía, ubicadas dentro de la Denominación de Origen Calificada La Rioja.
Esta operación consolida a UCL como un gran referente de vinos de La Rioja Alavesa y fortalece su imagen de marca y su presencia en los diferentes mercados internacionales. A su vez, esta sinergia actúa como elemento tractor en el sector cooperativo, tanto en el País Vasco como en el resto de España, lo que refuerza el desarrollo del grupo industrial.
Dcoop ha subrayado que tras esta incorporación, Labastida se convierte en punta de lanza en el desarrollo de la sección de vinos del propio grupo en lo referente a la comercialización de vino embotellado.
La sección de vinos de la cooperativa tiene su origen en el grupo cooperativo castellano-manchego Baco, que se fusionó en 2014 y cuenta con 13 cooperativas asociadas con producciones del entorno de 200 millones de kilos de uva que recogen sus 8.000 viticultores en 36.000 hectáreas, fundamentalmente en La Mancha, con una facturación superior a 60 millones de euros.