Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Declarada insolvente la propietaria del 5,9% de Colonial

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha declarado en concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) a Global Cartera de Valores, la propietaria del 5,9% de la Inmobiliaria Colonial, que soporta deudas próximas a 290 millones de euros por el desplome de la inmobiliaria en bolsa.
En un auto, fechado el pasado 24 de febrero, el juez ha aceptado la solicitud presentada el 4 de diciembre y ha mantenido las facultades de los gestores para administrar la sociedad, que será liquidada debido al abultado agujero patrimonial que le ha causado la caída de Colonial en bolsa, informaron hoy a EFE fuentes jurídicas.
A la espera del informe sobre situación patrimonial que elaboren los administradores concursales, la sociedad -participada por Caja Castilla La Mancha, Caja Duero y un grupo de empresarios, entre ellos el presidente de Isolux, Luis Delso, y Domingo Díaz de Mera- habría reducido su deuda inicial (cifrada en 350 millones), después de que Reyal Urbis resolviera en diciembre el contrato por el que Global le debía pagar 68 millones de euros.
Esa deuda se contrajo cuando la sociedad patrimonial adquirió el 1,34% de Colonial a la inmobiliaria de Rafael Santamaría, que se ha reservado acciones para hacer efectivo el cobro de ese importe, sin que hasta el momento las haya emprendido, según fuentes próximas a la compañía concursada.
Global Cartera, que tiene deudas principalmente con Banco Sabadell, Bancaja, Caixa Galicia y Caja Burgos, se encuentra inmersa en varios litigios contra Luis Nozaleda, el propietario de Nozar, y contra la sociedad de valores Gaesco Bolsa por deudas generadas con los títulos de la Inmobiliaria Colonial.
Esos litigios podrían alterar el agujero patrimonial que se le presupone a Global Cartera de Valores, cuyo paquete accionarial en Colonial vale sólo 13,5 millones de euros en la actualidad.
Eso se debe a la caída en picado de Colonial en bolsa, donde actualmente se intercambia a 0,14 euros por acción, frente al máximo de 5,48 euros al que llegó en diciembre de 2006.
El auto de declaración de concurso fue publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por lo que los acreedores de Global Cartera de Valores tienen aproximadamente un mes para comunicar los importes que les adeuda la sociedad.