Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Deoleo reduce un 17% sus 'números rojos' en 2015 y eleva un 5,7% sus ventas

Deoleo ha cerrado el ejercicio 2015 con unas pérdidas de 61,3 millones de euros, un 17% inferiores que los 'números rojos' de 74 millones de euros del año anterior, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La cifra de ventas del fabricante de marcas de aceite como Carbonell, Hojiblanca y Koipesol ascendió en 2015 a 817,3 millones de euros, un 5,7% más que en 2014.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) cayó un 56,3%, hasta los 35,6 millones, debido a la elevada volatilidad de los precios de las materias primas, lo que ha tenido un efecto negativo en las ventas, fundamentalmente en los mercados maduros, España e Italia.
La compañía ha explicado que esta situación del negocio en España ha llevado a la empresa a registrar en su balance un ajuste del valor de sus activos inmateriales de 33,9 millones de euros, que no tendrá efecto en caja, pero que ha afectado al resultado neto del ejercicio.
Respecto a la deuda financiera neta, ésta se ha situado en 524,9 millones de euros, prácticamente invariable respecto al trimestre anterior, a pesar del deterioro en el Ebidta durante este periodo.
ADVIERTE DEL CRECIMIENTO DE LA MARCA BLANCA
Deoleo ha explicado que el consumo de aceite de oliva en España ha caído un 7,7% en 2015 respecto al ejercicio anterior, con las marcas de la distribución avanzando hasta alcanzar una cuota de mercado del 68%.
En este contexto, en España, la fuerte actividad promocional de la primera mitad del año y el retraso en el traslado de las subidas de los costes de la materia prima a los precios a los clientes ha llevado a una caída de las ventas en el último trimestre, lo que ha generado pérdidas "muy significativas" en el negocio.
Respecto a Italia, el negocio se ha visto afectado por la escasez de la materia prima y la aparición de enfermedades en los olivos de determinadas zonas, mientras que el comportamiento en Estados Unidos continúa fuerte y se han mantenido los volúmenes con respecto al año anterior y al presupuesto, con una subida en la facturación del 21% por el efecto de unos mayores precios de venta unitarios.
El fabricante de Carbonell, Hojiblanca y Koipesol es optimista y espera una recuperación en 2016, aunque estima que la inercia negativa se mantendrá durante el primer trimestre del ejercicio, por la tendencia alcista y la volatilidad en los precios de la materia prima, a pesar de contar con una cosecha suficiente.
Por otro lado, el nuevo equipo gestor, que ha sido completado a lo largo del segundo semestre del año, está ya ejecutando un plan integral de creación de valor muy ambicioso, con una apuesta muy fuerte por la calidad, y con ahorros previstos muy significativos en todos los componentes de la cadena de valor.