Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Deutsche Bank cree que el ajuste en el empleo español ha tocado fondo

Deutsche Bank ha elaborado un informe sobre la evolución del empleo en el que analiza tres variables diferentes (productividad, beneficios empresariales y competitividad) y concluye que el ajuste en el empleo en España ha tocado fondo.
La principal entidad financiera alemana celebra la reciente estabilización de las tasas de desempleo en España, aunque pone de manifiesto que los niveles de paro son altos. Aún así, constata que las amenazas a la estabilidad política y social en Italia son mucho mayores.
Según Deutsche Bank, el ajuste en el empleo en España se ha centrado en los jóvenes, a pesar de que este colectivo representa una parte pequeña del total de los empleados del país. En concreto, señala que los jóvenes entre 25 y 29 años aportaban el 14% del empleo total en el año 2007, pero sufrieron el 30% de la destrucción de empleo.
En cambio, la parte más ancha de la pirámide de población (de 35 a 49 años) representa el 40% del empleo total, pero ha sufrido una corrección mucho menor (caída del 7%). Según la entidad alemana, esto es positivo para la estabilidad política y financiera del país, porque este colectivo es el que tiene más hipotecas, entre otras cosas.
La primera de las tres variables que analiza Deutsche Bank es la productividad y calcula que el ajuste del empleo en el sector privado ya se habría producido, porque el exceso de empleo generado en los años de bonanza fue de 3,3 millones de puestos de trabajo, mientras que la crisis ha destruido 3,6 millones.
La segunda variable son los beneficios empresariales. Según este parámetro, también ha terminado el ajuste del empleo tras analizar cuatro ratios de las empresas: beneficio operativo como porcentaje de PIB, beneficio operativo como porcentaje de la deuda, ahorro bruto como porcentaje de PIB y ahorro bruto como porcentaje de la deuda.
Finalmente, según la competitividad, el ajuste en el empleo también se ha producido ya, puesto que el sector exterior español no ha perdido cuota de mercado durante los años de bonanza y porque desde 2008 se recuperó la cuota al mismo ritmo que Alemania.
Por otro lado, Deutsche Bank analiza también el ajuste fiscal en España e Italia y afirma que ocurrió antes y de manera más pronunciada en el país transalpino, aunque tendrá que moderarse en los dos países en términos estructurales, lo que hará que el impacto negativo en la austeridad sea menor.