Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Deutsche Bank anuncia pérdidas netas de 965 millones en el cuarto trimestre por litigios

Deutsche Bank ha registrado pérdidas por importe neto de 965 millones de euros al cierre del cuarto trimestre de 2013 como consecuencia de los costes legales y de las provisiones asumidas para hacer frente a litigios y potenciales indemnizaciones, así como por la caída de sus ingresos, informó el banco.
En concreto, la mayor entidad alemana precisó que en el conjunto de 2013 los costes derivados de los litigios en los que el banco se ha visto involucrado ascendieron a 2.500 millones de euros, mientras que ha provisionado otros 2.300 millones para afrontar las disputas legales que aún mantiene abiertas.
Asimismo, Deutsche Bank registró en el último trimestre del año un descenso del 27% de sus ingresos en banca de inversión y del 24% en el área de banca privada, mientras que su cifra de negocio bajó un 13% en el negocio de transacciones y un 8% en gestión de activos.
De este modo, la cifra de negocio de la entidad en el cuarto trimestre alcanzó un total de 6.580 millones de euros, un 16,4% menos que hace un año, tras asumir provisiones por pérdidas de crédito de 689 millones, un 58,7% más que en el mismo periodo de 2012.
En el conjunto de 2012, el beneficio neto de Deutsche Bank alcanzó los 1.082 millones de euros, frente a los 315 millones de 2012, mientras que la cifra de negocio disminuyó un 5,3%, hasta 31.931 millones. El importe de las provisiones por riesgo de crédito en 2012 ascendió a 2.029 millones, un 17,9% más.
"2013 fue el segundo año en el que invertimos en el futuro crecimiento del banco y en el fortalecimiento de los controles a la par que se afrontan cuestiones heredadas, factores que afectaron nuestros resultados financieros", indicaron Jürgen Fitschen y Anshu Jain, coconsejeros delegados de Deutsche Bank.
Las acciones del banco alemán registraban caídas superiores al 4% después de la apertura de la Bolsa de Francfort.