Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dexia prestó 1.500 millones a accionistas para que comprasen más títulos de la entidad, según 'FT'

La entidad financiera franco belga Dexia, rescatada en dos ocasiones por los gobiernos de Francia y Bélgica, concedió préstamos por importe de 1.500 millones de euros a sus dos principales accionistas institucionales para que invirtieran estos fondos en adquirir nuevas acciones de la entidad, según informa 'Financial Times', que califica de "heterodoxa" esta manera de proceder.
"Este movimiento heterodoxo de financiación, que ya preocupó en su momento a los reguladores belgas (...) es ilegal en muchas jurisdicciones y actualmente está prohibido por la UE, aunque en su momento no vulneró las leyes belgas", apunta el rotativo.
De este modo, la entidad franco belga logró incrementar artificialmente sus niveles de capital, que son muy observados por los reguladores europeos a la hora de valorar la fortaleza financiera de las entidades.
Dexia Bank Belgium, filial de Dexia, prestó 1.200 millones a Holding Communal, que se destinaron principalmente a suscribir las ampliaciones de capital de la entidad en 2008 y 2009. Asimismo, Arco, que gestiona las inversiones de un sindicato belga, recibió 275 millones. Estos dos accionistas controlaban conjuntamente un 35% del capital social de Dexia y tenían representación en el consejo.
Asimismo, el diario señala que "en un giro adicional", Dexia aceptó sus propias acciones como garantía de los préstamos, por lo que una fuerte caída de su cotización exponía al banco a pérdidas significativas. De hecho, la capitalización de mercado de Dexia ha caído desde los 21.000 millones en 2006 hasta apenas 1.000 millones en la actualidad.
"Autofinanciarse es ilegal bajo las leyes belgas, incluso en este caso, donde estrictamente hablando fue una filial la que suministró la financiación a los accionistas", señaló un portavoz de la Autoridad de Servicios y Mercados Financieros de Bélgica.
Por su parte, Carlos Bourgeois, consejero delegado de Holding Communal admitió que el préstamo de Dexia Belgium se había destinado a comprar acciones de la matriz, aunque precisó que sólo se empleó con este fin un 60% del montante, mientras que Arco confirmó que había utilizado Dexia Belgium como un banco para financiar su participación en Dexia.