Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp) Díaz asegura que Gobierno y Junta trabajan "de la mano" para que Deoleo se quede en Andalucía

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado este viernes que el Gobierno de la Nación y el Ejecutivo andaluz están trabajando "de la mano" para que Deoleo, la principal productora y comercializadora de aceite de oliva español, siga teniendo en Andalucía su ubicación y su núcleo de decisión.
En declaraciones a los periodistas antes de clausurar la XVI Feria Comarcal del Aceite de Oliva Virgen Extra en el municipio sevillano de Estepa, Oleoestepa, Díaz ha insistido en que Gobierno y Junta están "poniendo toda la carne en el asador" para lograr este objetivo, ante la posibilidad de que una empresa italiana compre parte o la totalidad del accionariado de Deoleo.
Tras asegurar que en las últimas horas se está "intensificando" el trabajo "al máximo nivel", la presidenta de la Junta ha dicho haber tenido la oportunidad de hablar personalmente con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, quien está trabajando de manera "coordinada" con la consejera andaluza del ramo, Elena Víboras.
En esta línea, Díaz ha considerado "fundamental" que Deoleo siga siendo andaluza y española y ha explicado que Gobierno y Junta están analizando cuáles son las posibilidades que existen sobre la mesa, unos trabajos a los que se están sumando los principales accionistas de la empresa.
La jefa del Ejecutivo andaluz, que ha reconocido "bastante interés" de determinados fondos para hacerse con el control de una empresa fundamental para Andalucía, ha dicho que confía en que el resultado final del trabajo entre Gobierno, Junta y accionistas sea "bueno" para Andalucía y garantice "los intereses del aceite de nuestra tierra".
Díaz, que ha precisado que la pasada madrugada se cerraron las empresas y los fondos que estaban optando al 31 por ciento del capital de Deoleo puesto en venta, ha considerado necesario ser "prudentes" y seguir trabajando los días que quedan para que el resultado final sea el que garantice los intereses de la Comunidad y del sector.
AGRADECE EL "COMPROMISO PERMANENTE" DE LA SOCIEDAD COOPERATIVA
Tras realizar estas declaraciones, la presidenta de la Junta ha participado en la clausura de la XVI Feria Comarcal del Aceite de Oliva Virgen Extra, en la sede de Oleoestepa, donde ha agradecido a la gran sociedad cooperativa andaluza el "compromiso permanente" con la calidad y la innovación, un apuesta, según ha señalado, ha permitido situar a Oleoestepa entre las mejores empresas en su sector y posicionar su producción como referencia en el mercado nacional e internacional.
Ha felicitado a todo el tejido productivo del olivar andaluz por haber sabido en una economía globalizada como la actual abordar proyectos conjuntos, cooperar y colaborar para conseguir mejores cotas de calidad y excelencia en la producción y ganar tamaño empresarial para introducir este maravilloso producto de nuestra tierra en los mercados internacionales.
En su opinión, la crisis que estamos viviendo va a marcar un antes y un después y nos debe ayudar a reflexionar, a intervenir y a tomar decisiones, aunque sean difíciles y arriesgadas, para mejorar nuestras condiciones de eficiencia y de competitividad, especialmente en sectores como el del olivar que son muy importantes para nuestra economía y para nuestra cohesión social.
Para la presidenta de la Junta, la actual situación económica ha puesto de manifiesto la necesidad de añadir a nuestras fuentes de riqueza, como es el sector oleícola, más innovación y más valor añadido. "Porque innovar es también crear empresa; es crecer; es diversificar la producción; buscar nuevos horizontes; construir y llevar nuevas ideas al mercado", ha añadido.
250.000 FAMILIAS OLIVARERAS
Así, ha destacado que son 250.000 familias olivareras las que viven de este sector en más de 300 municipios. Y, sobre todo, de más de 23 millones y medio de jornales al año, lo que concentra el 40 por ciento del total del empleo agrario. Según ha señalado, "estamos hablando de un sector muy importante que, por el volumen de datos parece que está todo hecho".
No obstante, ha lamentado que siendo Andalucía líder mundial en producción de aceite, el aceite de oliva virgen extra supone sólo un 26,5 por ciento en volumen de todos los aceites de oliva que se consumen en el hogar. Y el de oliva sólo el cuatro por ciento del consumo mundial de grasas vegetales.
Por todo ello, ha advertido de que "aún tenemos mercado" porque la expansión del olivar andaluz todavía es "enorme" y nuestra posibilidades son "significativas". Pero para eso es necesario, a su juicio, trabajar todos en la misma dirección, debatir y reflexionar sobre los nuevos escenarios que se nos presentan en este siglo XXI y buscar la mejora constante, hacer una apuesta decidida por la innovación, la calidad y la excelencia.
Así, Díaz ha apostado por incorporar más valor añadido y hacer más fuertes las empresas y cooperativas, que tienen que ser más "robustas", ya que de ellas depende la producción del 70 por ciento del volumen de aceite. También ha asegurado que la calidad y valor añadido son los rasgos por los que se identifica "en todo el mundo" los productos agroalimentarios andaluces.
APUESTA DECIDIDA POR MEJORAR LA COMPETITIVIDAD
En este contexto, ha indicado que la Política Agraria Común (PAC) ha sido uno de los grandes impulsos para la transformación del campo andaluz, y el Gobierno que preside está comprometido para que siga siendo así. "Por eso tenemos que hacer una apuesta decidida por mejorar la competitividad y la proyección de un producto de calidad que tiene una enorme capacidad para abrir fronteras y llegar a muchos países", ha apostillado.
Tras destacar que el nuevo marco de la PAC es "más exigente" y demanda mayores cotas valor añadido y excelencia, Díaz ha avisado de que no se pueden desaprovechar las oportunidades que se nos abren con los nuevos ejes ferroviarios y la posibilidad real de llevar "nuestro llamado oro verde" a los grandes mercados internacionales.
Finalmente, la presidenta de la Junta ha subrayado que el aceite es un "excelente producto y un orgullo de Andalucía" por el que hay seguir apostando. "Y creo que éste es un objetivo que compartimos todos los aquí presentes: una agricultura productiva, de calidad, segura y sostenible. Competitiva y de excelencia. Que genere riqueza y empleo", ha concluido.