Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dijsselbloem aspira a lograr un acuerdo sobre la deuda griega para el próximo 24 de mayo

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha dicho que aspira a lograr un acuerdo sobre la sostenibilidad de la deuda griega el próximo 24 de mayo, cuando los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona se reúnan por segunda vez este mes, tras la cita extraordinaria que mantienen este lunes en Bruselas para examinar la situación de Grecia.
"No espero ninguna conclusión definitiva (hoy)", ha declarado Dijsselbloem, a su llegada a la reunión del Eurogrupo, en la que los ministros tendrán una "primera discusión" sobre la situación, después de que el Parlamento heleno haya adoptado el ajuste de las pensiones y una reforma fiscal.
Los ministros examinarán "cuando, si (se puede dar) y bajo qué condiciones" podría tener lugar la reestructuración de la deuda.
El jefe del Eurogrupo cuenta con que el trabajo a nivel "técnico" deberá continuar durante las próximas semanas y que ello permitirá tomar una "decisión" en el próximo encuentro de los responsables de Finanzas de la eurozona, prevista para el día 24.
En cualquier caso, Dijsselbloen ha advertido de que el acuerdo para aliviar la deuda de Grecia, que permita desbloquear los próximos desembolsos del rescate de 86.000 millones de euros negociado el pasado julio, debe llegar "absolutamente" antes del verano y evitar con ello un nuevo escenario de crisis por la falta de liquidez.
También el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se ha mostrado "optimista" de cara a una solución "en mayo", al tiempo que ha recalcado la necesidad de un análisis previo sobre la sostenibilidad de la deuda.
"La filosofía de los rescates no es imponer algo a Grecia, sino ayudarle a que algún día pueda gestionar sus finanzas sin ayuda externa", ha indicado el alemán, que ha explicado que la primera parte de la revisión está "casi finalizada", aunque queda "un poco más" de trabajo para pactar el mecanismo de contingencia que se exige ahora a Atenas.
Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha pedido que la reunión de este lunes "abra la puerta" a un acuerdo rápido. "Debe ser una reunión positiva y constructiva, quizá no la decisiva, pero debe ser una etapa muy importante en el camino", ha indicado.
Sobre el alivio de la deuda, Moscovici ha recordado que la posición de Bruselas es que Atenas ha "hecho mucho" y que los acreedores deben reconocer esos esfuerzos, sin dejar de supervisar que se legisla para cumplir lo comprometido.
El vicepresidente de la Comisión responsable del Euro, Valdis Dombrovskis, se ha pronunciado en la misma línea y ha apuntado la necesidad para el Gobierno griego de lograr un acuerdo "pronto", por lo que ha esperado que el Eurogrupo ayude agilizar el proceso.
Los ajustes adoptados la pasada noche por el Parlamento heleno son suficientes para Bruselas, pero no para el FMI que es "mucho más escéptico", en palabras del ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien ha confiado en que la reunión de este lunes sirva para hacer "compatibles" ambas posiciones.
Guindos también ha recalcado que el Eurogrupo se ajustará a lo acordado por los acreedores el pasado julio, en cuanto a que el debate sobre un posible alivio de la deuda helena se abrirá "una vez cerrada la revisión" del rescate y siendo conscientes de la "línea roja" que marca que no puede haber reducción del valor nominal de la deuda.
Francia, por su parte, espera "lo mejor" de la reunión a 19 de este lunes, según ha dicho su ministro de Finanzas, Michel Sapin, que no ha hecho más declaraciones a su llegada.
El ministro italiano, Pier Carlo, ha apuntado los "pasos adelante" que ha dado el Gobierno de Alexis Tsipras y ha valorado que se dirijan en la "dirección adecuada", al tiempo que se ha mostrado "abierto" a examinar las opciones para relajar la deuda.