Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Dow Jones baja un 0,09% en su tercera sesión consecutiva de pérdidas

El parqué neoyorquino osciló entre las ganancias y las pérdidas a lo largo de la sesión y acabó cediendo a los números negativos que habían imperado en las dos jornadas anteriores. EFE/Archivotelecinco.es
El índice Dow Jones de Industriales encadenó hoy su tercera sesión consecutiva de pérdidas y cerró con un descenso del 0,09% en una jornada muy variable en la Bolsa de Nueva York y que resultó negativa para los bancos.
Ese indicador bursátil, que agrupa a treinta de las mayores empresas de Estados Unidos, perdió 7,49 puntos para acabar en 8.497,18 y continuó con la tendencia bajista con que inició la semana.
El selectivo S&P 500 bajó el 0,14% (1,26 puntos) y cerró a 910,71 unidades, mientras que el mercado tecnológico Nasdaq fue el único que terminó la jornada en positivo al avanzar el 0,66% (11,88 puntos) y situarse en 1.808,06 enteros.
El parqué neoyorquino osciló entre las ganancias y las pérdidas a lo largo de la sesión y acabó cediendo a los números negativos que habían imperado en las dos jornadas anteriores, aunque contuvo las caídas de más de un punto porcentual que sufrió entonces.
Wall Street se aleja así de los niveles con los que cerró el pasado año y a los que había conseguido regresar la semana pasada al terminar el viernes por encima de los 8.776,39 puntos.
Los inversores se mantuvieron cautos ante la mayor reforma del sector financiero que vivirá Estados Unidos desde la Gran Depresión, anunciada hoy por el presidente Barack Obama y basada en una mayor supervisión y regulación de las entidades bancarias.
Esa información, junto con la rebaja de calificaciones que S&P ejerció sobre 18 bancos del país y la noticia de que varias entidades empezaron a devolver los fondos públicos recibidos del Gobierno, hizo que el sector financiero fuera uno de los más castigados en la sesión.
Bank of America lideró las pérdidas de los bancos que integran el Dow Jones al ceder sus acciones el 3,38% de su valor, mientras que American Express y JPMorgan, dos de las entidades que ya han devuelto parte de los millones de dólares que recibieron a través del Programa de Alivio de Activos Depreciados (TARP), descendieron el 3% y el 2,3%, respectivamente.
La jornada fue especialmente negativa a su vez para el sector de materias primas y para el energético, que perdieron en su conjunto un 1,73% y un 1,45%, respectivamente.
Las acciones del fabricante de aluminio Alcoa cayeron el 4,15%, el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar bajó el 2,14% y la química Dupont retrocedió el 1,59%, aunque el conglomerado General Electric fue el valor de los que forman el Dow Jones que más cayó (4,15%).
Las petroleras Chevron y Exxon Mobil retrocedieron el 1,5% y el 0,29%, respectivamente, mientras que el barril de petróleo de Texas subió un 0,79% y cerró a 71,03 dólares.
Por el contrario, las empresas tecnológicas protagonizaron algunas de las subidas más importantes de la jornada, y las acciones de Intel subieron el 1,77%, Hewlett-Packard avanzó el 1,57%, Microsoft ganó el 0,98% y Cisco aumentó el precio de sus valores en un 0,63%.
El mayor avance de la jornada para los integrantes del Dow Jones lo protagonizó la farmacéutica Pfizer, que subió el 2,97%, y le siguió Home Depot, la mayor cadena del mundo de bricolaje, con un aumento del 1,94%.
También con ganancias por encima del punto porcentual cerraron Merck (1,39%), 3M (1,08%) y Johnson and Johnson (1,06%).
La automovilística Ford subió el 0,71% y sus acciones acabaron a 5,71 dólares.
La deuda pública a diez años bajaba de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,69%.