Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi reclama una solución que mantenga a Reino Unido en la UE

Mario DraghiReuters

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha instado a encontrar una solución que mantenga a Reino Unido en la Unión Europea y que permita al mismo tiempo avanzar en la integración de la Eurozona para incrementar la confianza y acabar con la "incertidumbre" sobre el proyecto europeo.

"Todavía existe incertidumbre política sobre el proyecto europeo (...). Una solución que ancle firmemente a Reino Unido en la UE y permita a la vez a la Eurozona una mayor integración incrementaría la confianza", ha subrayado el italiano durante su discurso inicial en el Parlamento Europeo, donde ha intervenido para defender las decisiones monetarias de la institución.
La Comisión Europea ha asegurado que se han producido "avances políticos y técnicos" en las negociaciones para revisar las relaciones de Londres con el resto de sus socios de la UE, pero también ha avisado de que el borrador de acuerdo sobre el que se trabaja aún no ha sido contrastado por las capitales. El domingo, el primer ministro David Cameron recibió al presidente del Consejo europeo Donald Tusk, que conduce las negociaciones en nombre de la UE, y el encuentro concluyó "sin acuerdo".
Así, Draghi ha afirmado que "la política monetaria está funcionando" y que el BCE "está dispuesto a contribuir para asegurar que la recuperación se mantenga firme en marcha". No obstante, el presidente del BCE ha apuntado que existen riesgo que, de materializarse, "podrían socavar este camino".
En este sentido, el banquero italiano ha resaltado que los riesgos van desde las perspectivas económicas globales hasta la situación del sistema financiero, las políticas fiscales y económicas de los Estados miembro y la incertidumbre política entorno al proyecto europeo.
"Soy plenamente consciente de que el foco de los responsables políticos está en otra parte por el momento, pero déjenme ser claro: el éxito económico también es parte de la solución de otros campos. Reducir los riesgos económicos merece estar en lo alto de la agenda política", ha enfatizado.