Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EH Bildu reclama transferir al País Vasco y Navarra las competencias de Seguridad Social

EH Bildu ha registrado este miércoles en el Congreso una proposición no de ley con la que reclama al Gobierno que transfiera al País Vasco y a la Comunidad Foral de Navarra las competencias en materia de Seguridad Social para que pueda contar con un marco normativo propio en esta materia y también que garantice que ninguna pensión está por debajo del umbral de la pobreza.
En declaraciones a los medios, la diputada vasca Marian Beitialarrangoitia ha recordado que los poderes públicos están obligados a garantizar unas pensiones suficientes para "llevar una vida digna" pero que, sin embargo, ese objetivo "está lejos de conseguirse" y de hecho se ha alejado en los últimos años.
Todo a resultas de las reformas del sistema que han aprobado los diferentes gobiernos y que se han hecho "con la excusa de la crisis" y con "el único propósito de cumplir el objetivo de déficit". "No es la crisis la que determina el déficit del sistema, sino que el factor principal es la política económica y social del Gobierno", ha acusado.
Por eso, EH Bildu cree que el Ejecutivo central debe transferir al País Vasco y Navarra de forma "inmediata" todas las competencias "pendientes" relativas a la Seguridad Social para contar con un marco propio en relación con las pensiones y el resto de prestaciones.
60% DEL SALARIO MEDIO
Por otra parte, Beitialarrangoitia también reclama que se garantice que no habrá pensiones por debajo del umbral de la pobreza, definido como el 60% del salario medio del país, tal y como se recoge en la Carta Social Europea. En el caso vasco esto supone una cifra de unos 1.080 euros mensuales.
Para poder alcanzar ese objetivo, la formación abertzale aboga por seguir una "dirección contraria" a la de los últimos años. Es decir, impulsar el empleo para que haya más cotizaciones y menos gasto en prestaciones, y reequilibrar el "desajuste" entre las rentas del trabajo y las del capital para conseguir nuevos ingresos.
"Es la única forma de garantizar las pensiones actuales y futuras partiendo de la premisa clara, y que nadie debería poner en duda, de que los pensionistas tienen derecho a percibir unos ingresos suficientes para hacer frente a sus necesidades vitales, haya lo que haya en la caja y estén las cosas como estén", ha zanjado la diputada.