Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC exige una moratoria en las licencias de fracking hasta que se prohíba esta actividad en todo el país

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha registrado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley para exigir al Gobierno una moratoria en todos los permisos vinculados a proyectos de fractura hidráulica --el llamado fracking-- en tanto en cuanto no se apruebe una prohibición de esta práctica en todo el país.
En su iniciativa, que será debatida en el Pleno y que recoge Europa Press, los republicanos catalanes recuerdan la gran oposición social en torno a este tipo de proyectos así como las dudas que han despertado en la comunidad internacional a cuenta de sus efectos medioambientales.
De hecho, el Parlamento Europeo incluso solicitó un estudio sobre el impacto de la extracción del petróleo y gas de pizarra mediante la técnica de fractura hidráulica sobre el medio ambiente y la salud humana, particularmente en relación con la afectación de los acuíferos, la actividad sísimica que puede provocar, los elevados consumos de agua, la gestión de las aguas residuales y la liberación no controlada de gas metano.
Entre las conclusiones que recoge el informe, y que cita ERC en su iniciativa, se destaca el cuestionamiento a una técnica que puede acabar con cualquier posible uso posterior de las zonas contaminadas y cuyos efectos a largo plazo no son ni siquiera conocidos, además de que se pone en duda su rentabilidad habida cuenta los pequeños yacimientos a los que se puede optar y el alto coste ecológico de esta práctica.
HACEN FALTA MÁS INFORMES
Por eso, el informe entregado a la Eurocámara recomienda una directiva europea en materia de minas, análisis "detallados y exhaustivos" sobre el marco regulatorio del fracking para superar las actuales "lagunas" que presenta, reevaluar su impacto sobre el agua, aplicar análisis coste-beneficio para la sociedad de forma armonizada en toda la UE, estudiar posibles prohibiciones generales del uso de ciertos químicos y abrir a la participación pública el debate sobre esta materia.
En estas circunstancias, países de la UE como Francia ya han prohibido la exploración y explotación de yacimientos mediante la técnica de la fractura hidráulica y otros, como Reino Unido u Holanda, también han vetado estos proyectos de forma cautelar. En España, regiones como Cataluña o Cantabria han expresado su rechazo al fracking.
Sin embargo, el Gobierno español "permite sin condición alguna" el uso de esta técnica, lo que "provoca la indefensión del territorio ante las peticiones de exploración", que ya superan el centenar de permisos en todo el país.
"Las más que razonables dudas y los datos sobre los efectos de esta técnica, suficientes para motivar las actuaciones preventivas en el seno de la UE, aconsejan la máxima prudencia de las autoridades y una actuación decidida para evitar efectos irreversibles en el territorio", defiende Esquerra, que apela al "principio de precaución" para justificar su solicitud de que se prohíba el fracking en todo el país.
Y mientras esa prohibición entra en vigor, los independentistas catalanes piden que se decrete "de manera inmediata" una moratoria sobre todas las autorizaciones o concesiones ya concedidas, incluidas las que actualmente están en trámite.
Al margen de esta iniciativa, también el PSOE tiene registradas en el Congreso dos proposiciones no de ley para instar al Gobierno a paralizar los proyectos de fracking en la provincia de Burgos y en Cantabria, y a prohibir el uso de esta técnica en todo el país.