Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EY pone en marcha un Servicio de Asesoramiento para ayudar a consejeros a tomar decisiones

EY ha puesto en marcha un Servicio de Asesoramiento para acompañar a consejeros de la distintas compañías, incluidos los delegados, en su labor y ayudarles en la toma de decisiones, puesto que entiende que el riesgo al que se enfrentan en su labor ha aumentado.
La compañía recuerda que las últimas modificaciones regulatorias, esencialmente la nueva Ley de Sociedades de Capital, el Código de Buen Gobierno y la reforma del Código Penal, han dotado de mayor transparencia a la actividad profesional de los consejeros, al tiempo que se han ampliado las responsabilidades exigidas y se ha incrementado notablemente el abanico de riesgos a los que se enfrentan.
"Aceptar hoy en día un puesto en el consejo requiere un trabajo de análisis de riesgos permanente para evitar una mala praxis y que ésta pueda llevar al consejero a perder todo su patrimonio e, incluso, a enfrentarse a responsabilidades muy gravosas, aun cuando la decisión adoptaba no sea malintencionada", destaca EY.
MÁS RESPONSABILIDAD
El socio director general de EY Abogados, Federico Linares, entiende que el actual escenario de cambios normativos aprobados durante los últimos años "ha fomentado la transparencia en el seno de los consejos, con un incremento de la responsabilidad en todos los ámbitos (legales, fiscales, regulatorios, financieros y operativos)".
Linares añade que todo esto supone afrontar mayores riesgos, lo que repercute también en la reputación profesional y personal del propio consejero. "Este nuevo marco nos ha llevado a confiar en un proyecto con implicación de toda la firma, que estamos convencidos que tendrá un gran desarrollo", ha indicado en referencia al nuevo servicio.
En EY entienden que el nuevo escenario al que se enfrentan los consejeros va más allá de conocer los riesgos y su posible cobertura y advierten de que es necesario contar con programas y procedimientos de actuación que les aporten seguridad, lo que, al tiempo, redunda en beneficio de la compañía.
"Se trata de aplicar protocolos que dejen constancia de la toma de decisiones y que éstas se realicen cumpliendo con todos los requisitos: sistemas sobre cómo reportar la información, de prevención del fraude, de cumplimiento de obligaciones formales, riesgos de ciberseguridad y eficiencia fiscal, entre otras", indica la firma.
Por este motivo, "hay que tener en cuenta que la política de gestión de riesgos de la empresa no cubre necesariamente los propios del consejero, por lo que la nueva regulación es un paso más allá", ha apuntado el socio responsable del área Legal de EY, Félix Plasencia.
EY también hace hincapié en que el deber de diligencia de los consejeros se ha ampliado y precisado en los últimos tiempos. De hecho, los consejeros deben tener una dedicación adecuada al cargo, deben adoptar medidas precisas para la buena dirección y control de la sociedad y tienen el deber de exigir y el derecho a recabar de la empresa la información que necesite para adoptar una decisión adecuada.