Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Economía estima que el PIB cayó un 1,2% en 2013 y no descarta mejorar la previsión de 2014

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, ha estimado que el PIB cayó un 1,2% en el año 2013, frente al 1,3% previsto inicialmente, gracias a la mejora registrada en la última parte del año, al tiempo que ha asegurado que no descarta mejorar la previsión fijada para 2014 en el cuadro macroeconómico (0,7%).
Así lo ha señalado Latorre en una rueda de prensa sobre el IPC, donde ha explicado que el cuadro se rehará cuando se cierren las cifras de 2013, aunque todo apunta que el PIB cerró con una caída del 1,2% tras crecer tres décimas en el último tramo del año.
Latorre ha explicado que las previsiones de empleo se corregirán al alza seguro porque el Gobierno partió de un nivel muy conservador. De hecho, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, dijo el lunes que la previsión de paro bajará al entorno del 25% frente al 25,9% estimado inicialmente.
En materia de PIB, Latorre ha recordado que las previsiones oficiales del Ejecutivo están en el nivel más bajo si se comparan con las de los analistas privados, una información que se tendrá en cuenta cuando se rehaga el cuadro macroeconómico y que lleva a no descartar una revisión al alza del crecimiento. "Somos los más conservadores", ha recordado.
LA REVISIÓN, EN ABRIL
Sin embargo, ha considerado que el enfoque "conservador" del Gobierno ha dado credibilidad a la estrategia de política económica, porque ha permitido que todas las sorpresas hayan sido "positivas".
En cualquier caso, ha recordado que "el calendario es el que es" y que el Gobierno revisará las cifras cuando tenga que elaborar el nuevo programa de estabilidad para enviarlo a Bruselas a finales del mes de abril.