Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Economía espera que la inflación se torne en positivo, aunque no precisa cuándo

El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, ha señalado que los componentes más volátiles del IPC hacen difícil hacer una previsión para los próximos meses pero añade que espera que la inflación se torne en positivo, aunque "prever cuando es muy complicado".
En rueda de prensa, Fernández de Mesa ha valorado que la caída de precios en España es positiva porque no refleja una caída del consumo sino que mejora el poder adquisitivo de los hogares y mejora la competitividad de las empresas. "Es un shock positivo como consecuencia de la caída de los precios del petróleo", ha añadido.
El dato negativo del IPC de febrero (-0,8), según Fernández de Mesa, se explica por el descenso de los precios de la energía, carburantes y electricidad, y por la desaceleración de los alimentos no elaborados, que también están siguiendo esta evolución.
La inflación subyacente, que no tiene en cuenta ni alimentos no elaborados ni productos energéticos, ha aumentado un 1% y se ha situado casi dos puntos por encima "con lo que prolonga la tendencia al alta que mostró en 2015".
Por su parte, el índice de precios armonizado ha disminuido seis décimas hasta situarse en el -1%, por lo que, según Fernández de Mesa, el diferencial de inflación entre España y la zona euro sigue siendo favorable en 8 décimas, lo que significa que la economía española sigue mejorando su competitividad en relación con los competidores europeos.