Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empleo no descarta que el déficit de la Seguridad Social supere "una o dos décimas" el objetivo de 2015

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, se ha mostrado este martes "satisfecho" con la evolución de las cuentas del sistema en 2015, y ha avanzado que si se produce finalmente una desviación del déficit por encima del objetivo marcado del 0,6% del PIB para ese año, "estaría plenamente justificado por la ganancia de poder adquisitivo de los pensionistas", que vieron su pensión revalorizada un 0,25% en cumplimiento de los dispuesto en la última reforma.
"No nos importa tanto una desviación de una o dos décimas como que no se haya producido un menoscabo del poder adquisitivo de las pensiones", ha añadido.
En rueda de prensa para dar cuenta de los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social del mes de enero, Burgos ha recordado que el dato de ejecución del sistema en el mes de enero se situó en un déficit del 0,28% del PIB, esto es, "en la senda" del cumplimiento.
No obstante, ha explicado que en el mes de diciembre no sólo se desembolsó el pago ordinario de la nómina de las pensiones, sino también la paga 'extraordinaria', para la que se emplearon casi 8.000 millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social.
Preguntado por el efecto negativo que sobre los ingresos del sistema podrían estar teniendo en este contexto las tarifas planas en las cotizaciones a la Seguridad Social asociadas a la creación de empleo estable, Burgos ha recalcado que "con las tarifas planas no se producen un menoscabo de los ingresos del sistema".
El secretario de Estado de Seguridad Social ha señalado que estos incentivos permiten la incorporación de nuevos cotizantes que, de no existir, no cotizarían ni un solo euro. Por ello, ha señalado que "antes que no ingresar, es preferible un afiliado más que genere derechos y que se mantenga una vez agotada la tarifa plana".
Por otro lado, el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, ha afirmado que, en materia salarial, "el objetivo" es que lo trabajadores sigan ganando poder adquisitivo en el actual contexto de inflación en terreno negativo.
Preguntado por si el Gobierno está cómodo entonces con el actual devenir de los salarios, que en el caso de los pactados en convenio viene subiendo por debajo del 1% y que tienen relación directa con los niveles de cotización a la Seguridad Social y, en consecuencia, sobre sus ingresos, ha dicho que "el Ministerio de Empleo se siente cómodo con que se creen empleos, se gane competitividad y poder adquisitivo".
Al respecto, Burgos ha añadido que para la Seguridad Social, "la evolución de los salarios es un indicador importante de las bases de cotización" y, por tanto, de los ingresos del sistema, pero que "cuando se está ganando claramente al IPC, hay una lectura positiva, porque permite que los asalariados y los pensionistas estén ganando poder adquisitivo".