Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ence aprueba distribuir un dividendo de 0,1 euros por acción el 14 de abril

La junta general de accionistas de Ence ha aprobado el pago de un dividendo complementario de 0,1 euros por acción que se hará efectivo el próximo 14 de abril y que conlleva una rentabilidad del 4,7% sobre la cotización media de la acción de Ence en 2014 y supera en un 44% el dividendo repartido por la compañía un año antes.
La compañía obtuvo un beneficio neto de 50 millones de euros el pasado ejercicio, así como un beneficio bruto de explotación (Ebitda) ajustado de 200 millones de euros, y redujo en un 15% su endeudamiento. Para obtener estos resultados, la empresa realizó un esfuerzo "titánico" tras el impacto que tuvo la reforma eléctrica en los planes y los resultados de la empresa, según ha afirmado el vicepresidente y consejero delegado de Ence, Ignacio Colmenares.
El directivo ha recordado a los accionistas que el plan estratégico 2016-2020 de la compañía prevé duplicar el Ebitda, para lo que realizará inversiones por valor de 662 millones de euros en ese periodo.
Durante la junta, el presidente de la compañía, Juan Luis Arregui, ha destacado que la producción de electricidad con biomasa es la mejor solución para sustituir progresivamente a las centrales térmicas contaminantes, ya que es "una alternativa no solo limpia, sino generadora de empleo rural y con la que se evitaría gran parte de los incendios".
Por ello, ha reclamado un tratamiento regulatorio "justo" para la cogeneración con madera, "un combustible natural, autóctono y renovable, injustamente penalizado por la regulación en España, y que supone una desventaja frente a competidores de otros países que sí gozan de una retribución justa".
Tras la consecución de la prórroga para el centro de operaciones de Pontevedra, uno de los dos en los produce pasta de celulosa para la exportación, la empresa acometerá importantes mejoras en su fábrica gallega en materia de competitividad y de fiabilidad medioambiental, según ha explicado la empresa en un comunicado.
Colmenares ha señalado que la factoría llevará a cabo el proyecto 'Nuevo ciclo del agua', que le permitirá reducir en un 90% el consumo de agua y, además, Ence está trabajando en la integración paisajística de la fábrica y en la eliminación de olores, vapores y ruidos.