Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ence y el comité de empresa retoman las negociaciones en su última semana para alcanzar un acuerdo

La dirección de la empresa Ence y el comité de empresa retoman este martes las negociaciones para abordar la situación del centro fabril tras anunciar la empresa el cierre de la planta de celulosa de Huelva y presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Ambas partes encaran así su última semana de conversaciones ya que el periodo de consultas finaliza este viernes 18 de octubre.
Por el momento, ambas partes siguen sin acercar posturas al sostener la empresa el cierre, aspecto que rechaza la parte social, la cual defiende la viabilidad del mantenimiento del empleo y la actividad industrial y ha criticado las condiciones de las recolocaciones ofrecidas por la empresa.
En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa, Juan Manuel Belda (CCOO), ha indicado que el grupo pastero "sigue en la misma línea" y por lo tanto, tras unas semanas intensas de reuniones, no han logrado un acercamiento.
El comité de empresa convocó a partir de este sábado día 11 una huelga indefinida para expresar su rechazo a la decisión del grupo pastero de cesar la actividad en la planta de celulosa onubense.
Entre algunos de los hechos que han criticado los trabajadores durante los primeros días es que la dirección de la factoría haya permitido que parte de los trabajadores de la empresa externa de seguridad no hayan respectado el acuerdo que en la madrugada del domingo habían llegado los trabajadores con la Policía Nacional.
Este acuerdo consistía en que de los 20 agentes de seguridad externalizada que iban a entrar a trabajar, para mantener los servicios mínimos, entrarán únicamente cuatro. Sin embargo, los trabajadores se dieron cuenta de que "no habían salido el restante de agentes de seguridad y les habían tenido en la empresa unas 23 horas".
Por todo ello, el comité de empresa ha decidido poner una denuncia a la Policía Nacional a causa de el número de horas que han pasado los trabajadores a quienes han dejado entrar "a través del agujero de una reja" --que ya ha sido cerrado por los trabajadores en huelga--, y por que la empresa que gestiona la seguridad de Ence, se haya saltado el acuerdo al que habían llegado con los agentes de la policía.
Por su parte, el resto de centros de Ence, ubicados en Navia (Asturias) y Pontevedra, se unieron a la medida de protesta desde el día 11 hasta el este martes día 14 en señal de apoyo a los empleados del centro fabril onubense.