Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enel y Endesa lanzan una iniciativa para fomentar la innovación y el empleo en el sector energético

Las compañías europeas Enel, Endesa, Accelerace y FundingBox Accelerator han lanzado el proyecto europeo Incense (INternet Cleantech ENablers Spark), cuyo objetivo es fomentar la innovación y el empleo especializado en alta tecnología en el sector energético europeo.
En un comunicado, Endesa ha señalado que el objetivo de Incense consiste en acelerar hasta 42 startups europeas con productos y servicios CleanTech innovadores.
Estas empresas desarrollarán sus productos utilizando las tecnologías Fiware, un conjunto abierto de tecnologías basadas en Internet y desarrolladas en fases anteriores del programa de colaboraciones público-privadas para el desarrollo del Internet del futuro.
Entre las áreas de interés de la iniciativa se encuentran la eficiencia energética y domótica, las energías renovables, las redes eléctricas inteligentes (smartgrids), el almacenamiento energético, el diagnóstico avanzado y soluciones de automatización, la e-movilidad, la ciberseguridad y la digitalización de la energía mediante TIC.
Incense abrirá dos convocatorias (en octubre de 2014 y junio de 2015) con el fin de seleccionar las mejores empresas a las que financiar. Los detalles del concurso se publicarán próximamente en www.incense-accelerator.com.
Las primeras 14 startups se seleccionarán durante la primera convocatoria, que permanecerá abierta hasta el 15 de enero de 2015. Las convocatorias se realizarán a través de la plataforma FundingBox y la selección final será realizada por el Comité de Evaluación de Incense.
Las startups ganadoras podrán acelerar su desarrollo gracias a una ayuda no reembolsable de hasta 150.000 euros en efectivo (sin entrada en el capital social de la compañía) y servicios de apoyo.