Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enel Green Power, GDF Suez y la española Greenergy se adjudican la subasta eólica y solar de Perú

Enel Green Power, GDF Suez y la española Grenergy Renovables se han adjudicado los megavatios licitados en la cuarta subasta de energía eólica y solar celebrada en Perú, según indicó en una nota de prensa la tercera de estas tres empresas.
Greenergy anuncia que se ha adjudicado dos parques eólicos en el departamento de Cajamarca, en Perú, de 18 megavatios (MW) de potencia cada uno.
Estos parques son dos de los trece proyectos seleccionados como parte del cuarto proceso de subasta realizado por el Gobierno de Perú para generar electricidad mediante fuentes renovables.
La subasta, a la que se presentaron un total de 111 proyectos para todas las tecnologías, ha sido hasta la fecha la más competitiva de las celebradas en Latinoamérica.
De hecho, en la puja se han obtenido los precios de venta de energía renovable más bajos de la historia en el continente y se ha consolidado la tendencia de drástica bajada de precios en estas tecnologías.
En el caso de los proyectos solares, la empresa italiana Enel Green Power y GDF Suez han sido las únicas adjudicatarias, al presentar precios de venta históricamente bajos, de 47,98 dólares y 46,98 dólares por megavatios hora (MWh) respectivamente.
En cuanto a los proyectos eólicos, Enel y Grenergy Renovables han sido igualmente los dos únicos postores que se adjudicaron la potencia ofertada.
Grenergy se llevó dos parques eólicos de 18 MW con precios de venta de 36,84 y 37,79 dólares por MWh, justo por debajo de Enel, que presentó ofertas por 37,83 dólares.
Los proyectos de Grenergy, indica la empresa, cuentan con un excelente recurso eólico, superior a las 5.000 horas equivalentes y contarán con un contrato de compraventa de energía (PPA) en dólares cuya duración será de 20 años indexado al IPC y ampliable si, como se estima, se conectan los proyectos en 2017.