Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España se mantiene en recesión

La economía española no consiguió salir de la recesión en el cuarto trimestre de 2009, periodo en el que el PIB cayó el 0,1%, mientras que en el conjunto del año lo hizo el 3,6%, según el dato de la contabilidad nacional avanzado por el Instituto Nacional de Estadística.
La contracción de la economía en el cuarto trimestre del pasado año, del 0,1%, es, en tasas intertrimestrales, dos décimas inferior a la registrada en el tercero; un punto menor que la del segundo y 1,5 puntos inferior a la del primero cuando el PIB bajó el 1,6%, momento en el que la recesión alcanzó su punto álgido.
El INE destaca que entre octubre y diciembre, por segundo trimestre consecutivo, la economía atenuó su contracción al caer nueve décimas menos que en el trimestre precedente -el 3,1% frente al 4% del tercer trimestre en tasas interanuales- debido a una contribución menos negativa de la demanda nacional y a la aportación positiva del sector exterior.
Siete trimestres de caídas
Así, según los últimos datos del INE, la recesión sigue instalada en la economía española, que acumula siete trimestres consecutivos de caídas, dato que deberá ser confirmado el próximo día 17 cuando se conozcan las cifras definitivas y detalladas de la evolución del PIB. Los datos difundidos coinciden con los avanzados el pasado 5 de febrero por el Banco de España, que ya pronosticó una caída intertrimestral del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,1% y del 3,6% en el conjunto del año.
Tanto los cálculos del Banco de España como los del INE coinciden con las previsiones del Ejecutivo según las cuales la economía española bajó el 3,6% en 2009. Contabilizando el último trimestre del pasado año, la economía española acumula siete trimestres de caídas y cinco de retrocesos interanuales, mientras que el descenso del conjunto de 2009 es el mayor de las últimas décadas, según el Banco de España.
Descenso del empleo
En cuanto al empleo, el Banco de España calcula un descenso interanual del 6,1% en el cuarto trimestre, con lo que en el conjunto de 2009 la ocupación habría caído una media del 6,7%. El banco emisor precisó que durante el cuarto trimestre de 2009 la caída de la demanda interna -consumo e inversión- fue menos pronunciada (del 4,8 por ciento) gracias a las medidas de estímulo de la economía.
El Banco de España apunta que el consumo de los hogares podría haber registrado ya un ligero crecimiento trimestral empujado sobre todo por las compras de automóviles. Aún así, el consumo privado sigue siendo muy débil por el deterioro del empleo y las restricciones del crédito, que hacen que el ahorro siga aumentando. Frente a la todavía débil demanda interna, el sector exterior hizo una aportación positiva a la evolución del PIB -de dos puntos-, aunque en menor medida que en el tercer trimestre.
JNP