Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España no volverá a superar los 20 millones de ocupados hasta 2025, según Infojobs Esade

España no volverá a superar los 20 millones de ocupados, el nivel de empleo máximo que alcanzó antes de la crisis, hasta dentro de nueve años, esto es, alrededor de 2025, según ha asegurado este martes el profesor de Esade Business and Law School, Carlos Obeso. El Gobierno, por el contrario, cree que se llegará a los 20 millones de ocupados en 2019.
Durante la presentación del informe InfoJobs Esade sobre el estado del mercado laboral, el profesor Obeso ha explicado que cada punto de PIB genera unos 150.000 empleos, razón que explica que en 2015, creciendo más de un 3%, se crearan en España 525.000 puestos de trabajo.
Sin embargo, el ritmo de crecimiento económico se ralentizará en los dos próximos años, de tal forma que Esade estima que el PIB aumentará este año un 2,6%, frente a la previsión del 2,7% del Gobierno, mientras que en 2017 aumentará entre un 2,1% y un 2,2%, en contraste con el 2,4% calculado por el Ejecutivo.
En cualquier caso, si la recuperación de la economía española se mantiene, Obeso estima que España no llegará a la cota de empleo máxima que logró en 2007 hasta alrededor de 2025, seis años más de lo que calcula el Gobierno (2019).
En su opinión, el Ejecutivo "tiene que ser optimista" en sus estimaciones, aunque su nivel de acierto sea escaso. De hecho, ha subrayado que, de entre todas las instituciones y entidades que realizan previsiones, el Gobierno es siempre el que menos acierta.
El profesor del Esade ha apuntado que, según las proyecciones de empleo de la agencia europea Cedefop, España no volverá a alcanzar una tasa de paro del 8% hasta 2025 (ahora tiene una tasa de desempleo del 21%).
EL IMPACTO DE LA TECNOLOGÍA SOBRE EL EMPLEO.
Obeso ha afirmado que en España ha aumentado el nivel de optimismo respecto a las posibilidades de encontrar un trabajo y ha explicado que aunque el empleo está creciendo, las horas trabajadas no se incrementan al mismo ritmo, lo que indica que se está creando mucho empleo a tiempo parcial y se está produciendo un "cierto reparto del trabajo".
Por su parte, el director general de InfoJobs, Jaume Gurt, ha indicado que aunque el Gobierno tiene que ser optimista en sus previsiones, no hay nadie que sepa cómo va a afectar la revolución tecnológica a la sociedad y al empleo. Así, ha apuntado que en Japón ya hay robots haciendo el trabajo de un dependiente, que la banca está cerrando oficinas y caminando hacia su transformación digital y que cada vez se demandan más empleos relacionados con la tecnología, todo un mundo que se desconoce cómo evolucionará y en qué medida afectará a la ocupación.
Lo que está claro, según Gurt, es que el futuro del mercado laboral está en las nuevas tecnologías. En 2015, informática y telecomunicaciones fue la categoría que más incrementó su número de vacantes, con casi 92.000 puestos más, hasta superar las 314.000, la cifra más alta de los últimos seis años.
Los puestos emergentes, aquellos que apenas existían en 2008 y 2009 y cuya demanda viene incrementándose de forma sustancial, son todos tecnológicos y están liderados por programadores de aplicaciones móviles, diseñadores de software y de páginas web, especialistas en front-end y back-end, profesionales de Big Data, programadores de HTML5 y especialistas en cloud computing.
Según el informe, estos puestos emergentes cuentan con un bajo nivel de competencia, con apenas seis o siete inscritos por vacante, frente, por ejemplo, a los 275 candidatos por vacante del sector de la venta al detalle. Además, los sueldos en estos empleos emergentes son elevados (30.000 euros o más de salario bruto anual medio, el doble que en venta al detalle).