Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Euríbor podría cerrar 2016 en el -0,1% y volver a positivo en 2017, según estimaciones de Bankinter

El Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, podría cerrar el ejercicio en el -0,1% y volver al positivo en 2017, según el departamento de análisis de Bankinter, que advierte de que esta situación "hará la vida realmente difícil a los bancos", especialmente a aquellos que están enfocados en banca minorista y "carentes de factores estratégicos diferenciales".
Los expertos señalan que las perspectivas de la evolución del Euríbor hay que contemplarlas en el contexto "duradero" de bajos tipos de interés próximos a cero, con tipos oficiales de dinero en la Eurozona que continuarán en la tasa actual (0,05%) en los próximos años y las medidas aplicadas por el Banco Central Europeo (BCE), que se mantendrán o profundizarán.
"Todos estos factores hacen probable que no tardemos en tener el Euríbor a 12 meses en negativo, lo que hará la vida realmente difícil a los bancos, al menos a aquellos enfocados en banca minorista y carentes de factores estratégicos diferenciales", apuntan.
Con este contexto, los analistas de Bankinter entienden que un Euríbor cercano a cero o incluso en tasas negativas "permitirá que la financiación no sea un obstáculo para la sostenibilidad del ciclo económico expansivo" actual.
En cuanto al crédito al sector privado, Bankinter estima que el crédito a empresas crecerá en términos netos en 2016 y 2017 y las hipotecas nuevas compensarán "en buena medida" las que se amorticen en 2016 y también crecerán en términos netos en 2017.
SUELO EN EL 0,04%
Estas opiniones contrastan con las ofrecidas a Europa Press por el analista de XTB Jaime Díez, quien ve un futuro incierto para el índice en 2016 y augura que su suelo se podría encontrar en niveles cercanos al 0,04% durante el primer tercio del año para pasar a un rango de lateralidad y posterior subida con el paso de los meses.
Desde su punto de vista, "el 'objetivo' del 0,00% se desvaneció" cuando el presidente del BCE, Mario Draghi, "no sacó toda su artillería el 3 de diciembre". "Actualmente parece difícil que vaya a tener que sacarla en 2016", adelanta.
No obstante, este experto sí coincide con Bankinter en que los bajos niveles del índice permitirán que este año exista una mayor facilidad para asumir nuevos créditos, tanto por parte de familias como de empresas, lo que contribuirá a la dinamización de la economía.
El Euríbor cerró el ejercicio 2015 en el mínimo histórico del 0,059%, acumulando una caída anual del 80%, la mayor de la última década.