Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurozona decide su futuro

Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y Georgio Papandreu en una imagen de archivo. Foto: EFEtelecinco.es
Los líderes de los 17 países de la eurozona se reúnen para intentar llegar a un acuerdo para dar una respuesta amplia a la escalada de la crisis de deuda soberana. Se prevé que esta respuesta incluya un plan para recapitalizar los bancos, ampliar el poder del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y un nuevo programa de financiación para Grecia.
Sin embargo, ya han surgido hay dudas de que se tomen algunos pasos, como cifras concretas, respecto a la recapitalización de la banca y también respecto al apalancamiento del FEEF.
"Las negociaciones con el sector privado son muy difíciles, y el asunto de reducir la deuda de Grecia podría ser una de las cuestiones más difíciles de la cumbre", explica una autoridad de la UE.
Los funcionarios afirman que la eurozona no tiene autoridad legal sobre la reestructuración de la deuda griega, que es un asunto entre Grecia y sus poseedores de deuda privados.
Las aseguran que un nuevo paquete de financiación para Grecia, que reemplazaría al acuerdo bilateral inicial de 110.000 millones de euros acordado en mayo de 2010, tendría que ser financiado tanto por dinero privado como público.
La presidencia polaca ha decidido cancelar la reunión de ministros de Economía de la UE prevista para el miércoles por la mañana con el objetivo de preparar las cumbres de jefes de Estado y de Gobierno de la UE y de la eurozona, en las que está previsto que se apruebe un plan global para combatir la crisis de deuda.