Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ex canciller de Ecuador subraya que el ALBA es "un espacio de solidaridad"

La ex canciller ecuatoriana María Isabel Salvador se lamentó de que sobre el ALBA haya una "especie de satanización". EFE/Archivotelecinco.es
La ex ministra ecuatoriana de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración María Isabel Salvador, se refirió hoy a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) como "un espacio de solidaridad" y se lamentó de que sobre éste haya lo que llamó una "especie de satanización".
"Hay una especie de satanización de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Pienso que es un espacio diferente, nuevo, es una alternativa a muchas propuestas que existían en el pasado sobre la integración donde, desgraciadamente, siempre había la presencia dominante de un país", dijo en el canal Gama Tv.
Apuntó que el Alba es "un espacio de solidaridad, un espacio donde vamos a buscar las complementariedades entre los estados. Sobre todo, un espacio de solidaridad pensando con esta visión del desarrollo de cada uno de los países y de todos en conjunto".
"Es un tema de ir avanzando en distintos espacios hacia la consolidación de la unidad latinoamericana", agregó al tiempo de considerar que no se debe abordar la integración únicamente desde el punto de vista comercial.
Salvador, que es candidata oficialista para el Parlamento Andino en las elecciones del próximo domingo en Ecuador, considera que no se debe tratar de dividir a las naciones sino de unirlas, "obviamente en el respeto mutuo, en niveles de equidad entre los estados".
"Avancemos positivamente. El Alba no es un espacio negativo sino positivo para Ecuador", subrayó.
Al referirse a la integración en la Comunidad Andina, señaló que en su propuesta de trabajo para el Parlamento figuran esfuerzos para lograr "la plena incorporación de Chile al sistema andino de integración".
Además, dijo, "vamos a trabajar, creo que hay algunas posibilidades de que Venezuela piense nuevamente en volver a la Comunidad Andina".
Recientemente, el canciller ecuatoriano, Fander Falconí, aseguró que el ingreso de su país en el ALBA constituirá un impulso para la integración regional, en momentos en que el cambio de época se acentúa en los países latinoamericanos.
Ecuador, que ha permanecido como país observador, anunció su adhesión plena a ese organismo, que se concretará el próximo 24 de junio, durante una cumbre presidencial extraordinaria que se celebrará en Venezuela, según lo ha indicado el presidente de ese país, Hugo Chávez.
Falconí dijo que la integración de Ecuador en el ALBA "representa un avance hacia la consolidación y el respeto en las relaciones internacionales de la región, basadas en la solidaridad, la complementariedad, la paz".
El ALBA está integrada por Venezuela, Bolivia, Cuba, Nicaragua, Dominica, Honduras y, hasta ahora, tiene como países observadores a Ecuador, Paraguay y San Vicente y Las Granadinas.