Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los FAB de Sareb emitieron valores por 184 millones de euros en el primer trimestre del año

Los fondos de activos bancarios (FAB) creados por la Sociedad gestora de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) han emitido valores por 184 millones de euros en el primer trimestre del año, sin que ninguna de estas emisiones haya llegado a cotizar en los mercados secundarios oficiales.
Según consta en el Boletín Trimestral de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en marzo de este año se habían dado de alta y registrado en la comisión tres FAB. Para su creación, la Sareb transfirió 4.128 inmuebles y cuatro edificios de oficinas por 326 millones de euros.
Se trata del fondo 'Bull', con 1.687 activos (939 viviendas y el resto garajes, locales o trasteros) y valorado en 100 millones; el fondo 'Teide', con 2.441 activos (1.109 viviendas y el resto solares, garajes y trasteros) y valorado en 146 millones, y el 'Corona', compuesto por cuatro edificios de oficinas en Madrid y un valor de 80 millones de euros.
Los FAB son patrimonios cerrados carentes de personalidad jurídica y forman parte de los instrumentos a disposición de la Sareb para facilitar el proceso de desinversión de activos.
Estos instrumentos se crean mediante escritura pública y deben inscribirse en un registro a cargo de la CNMV. Inicialmente los fondos se crean mediante la cesión, por parte del llamado 'banco malo', de activos y pasivos a dichos findos. Posteriormente, si la escritura lo contempla, la Sareb podrá transmitir otros activos o pasivos adicionales a un FAB ya existente.
Estos fondos pueden emitir valores que pueden ser admitidos en mercados secundarios oficiales. La distribución de dichos valores solo puede realizarse entre inversores profesionales, con un valor unitario mínimo de 100.000 euros.