Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FBI advierte de posibles estafas en los anuncios de "empleos desde casa"

El FBI indicó que "en muchos de los fraudes denunciados a las víctimas a menudo se les contrató para que procesaran pagos, manejaran transferencias de fondos o reenvío de productos". EFE/Archivotelecinco.es
El FBI advirtió hoy de que las ofertas de ganar fortunas a través de "empleo desde casa", que aparecen en los avisos de publicidad, pueden terminar en estafas y la explotación de los trabajadores.
La cifra oficial de desempleo subió al 7,2 por ciento en diciembre, 9,2 por ciento entre los hispanos en EE.UU., y con ello han aumentado los anuncios que proponen "ganar dinero respondiendo a encuestas" y los de "gran oportunidad de negocio" trabajando a domicilio.
"Trabaje desde su casa y consiga lo que siempre soñó", es una promesa repetida en estos avisos, y por supuesto, se puede "empezar hoy mismo, y recibirá cientos de dólares por semana".
El FBI indicó que "sigue recibiendo numerosas denuncias de individuos que han caído víctimas de estafas por trabajo en su casa'".
"Estas propuestas de trabajo a domicilio están diseñadas por criminales para ganarse la confianza de personas que buscan empleo, y que luego sacan ventajas de esa relación laboral para llevar a cabo su actividad ilegal", indicó el comunicado de la policía federal.
"La mayoría de las víctimas ni siquiera se da cuenta de su participación en una conducta criminal hasta que es demasiado tarde", añadió.
Aunque varían mucho en cuanto a los trabajos a realizar o los servicios que se ofrecen, estas ofertas comúnmente aseguran que los participantes "toman el control de sus vidas", "recuperan el control de sus finanzas" y "construyen un futuro de seguridad financiera para ellos y sus familias".
El FBI indicó que "en muchos de los fraudes denunciados a las víctimas a menudo se les contrató para que procesaran pagos, manejaran transferencias de fondos o reenvío de productos".
Estos esquemas "invitan a las víctimas a que firmen para ser un 'comprador misterioso', que recibe cheques fraudulentos e instrucciones para cobrarlos y remitir los fondos como 'prueba' a una compañía de servicios", explicó la policía.
"A las víctimas se les dice que se les compensará con una porción de las mercaderías o fondos", añadió.
Estos fraudes laborales a menudo "permiten que los criminales roben identidades cuando las víctimas dan su información personal, y a veces, hasta información sobre sus cuentas bancarias a sus supuestos 'empleadores'".
"Los criminales luego usan la información de la víctima para abrir cuentas en tarjetas de crédito, subastas en Internet y registro de sitios en la red a nombre de su víctima y con eso cometen otros crímenes", añadió.