Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FCC y Bankia reciben 166 millones al cerrar la venta de Globalvía a tres fondos

El primero de los dos pagos en los que se acordó la operación
Bankia y FCC han recibido un importe de 166 millones de euros al cerrar la venta de Globalvía, el grupo de concesiones de infraestructuras que controlaban al 50%, a los tres fondos acreedores de esta compañía, USS, OPTrust y PGGM.
El acuerdo de compraventa alcanzado a finales del pasado año establecía que el importe de 420 millones de euros en que se fijó la operación se abonaría en dos pagos.
El primero de ellos, de 166 millones de euros, se pagaría en el momento en que se formalizase la operación, y los 254 millones restantes un año después, en el primer semestre de 2017.
Así, FCC y Bankia han percibido un monto de 83 millones de euros cada uno, dado que la operación ha quedado materializada este jueves, según comunicó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Con la formalización de esta operación, FCC cierra el proceso de venta de activos no estratégicos que incluyó en el plan de saneamiento y reestructuración que lanzó en 2013.
La constructora recibe esta inyección en el marco de la actual estrategia de reducción de deuda que actualmente acomete y mientras está a la espera de que Carlos Slim, su accionista de control, presente oficialmente la OPA que ha anunciado sobre el 100% de la compañía.
De su lado, Bankia concluye con esta transacción el plan de desinversión de su cartera de participaciones industriales que tuvo que acometer tras recibir recursos públicos.
DERECHO DE COMPRA PREFERENTE.
La entidad nacionalizada y el grupo constructor acordaron a finales de 2015 la venta de su sociedad conjunta de concesiones a USS, OPTrust y PGGM.
Se trata de los fondos que eran titulares de bonos convertibles de Globalvía por valor de 750 millones de euros. Se hicieron con la compañía al ejercer en agosto de 2015 el derecho de compra preferente que tenían ante el acuerdo de venta que Bankia y FCC habían acordado con el fondo soberano de Malasia.
La transacción se acordó al mismo precio pactado con el fondo malasio, si bien su pago se estructuró en dos plazos partes.
Globalvía, constituida por la entonces Caja Madrid y por FCC en 2007, cuenta con una cartera de 22 autopistas repartidas por España, Portugal, Irlanda, México, Costa Rica y Chile, varias líneas de metro y tranvía en España, el aeropuerto de Santiago de Chile, dos hospitales, dos puertos comerciales y otros dos deportivos.