Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI aprueba una línea de crédito de 735 millones de dólares para Costa Rica

Foto del 11 de diciembre de 2008 del director del FMI, Dominique Strauss-Kahnn (d), y el presidente de Costa Rica, Óscar Arias (i), durante una visita de Strauss-Kahnn al país centroamericano. EFE/Archivotelecinco.es
El Fondo Monetario Internacional (FMI) dio a conocer hoy la aprobación de una línea de crédito para Costa Rica por valor de unos 735 millones de dólares que el país podrá utilizar en los próximos 15 meses en caso de necesidad.
El Acuerdo de Derecho de Giro (Stand-By) se aprobó el viernes, aunque no se hizo público hasta hoy y tiene carácter preventivo, lo que significa que Costa Rica no pretende utilizar los recursos del FMI salvo que surja la necesidad.
Dado que Costa Rica no enfrenta presiones inmediatas sobre su balanza de pagos, el acuerdo está formulado para reafirmar la confianza en la política económica, señaló el FMI.
El organismo destacó en un comunicado que el acceso a la asistencia financiera del FMI "aumentará considerablemente las defensas financieras externas" de Costa Rica para ayudar a absorber cualquier impacto mayor de lo previsto en la balanza de pagos.
La ayuda busca también salvaguardar la transición gradual en curso en el país hacia una mayor flexibilidad cambiaria.
Murilo Portugal, subdirector gerente del FMI y presidente interino del consejo ejecutivo de la entidad, destacó en el comunicado divulgado hoy que "los principales indicadores económicos de Costa Rica son sólidos y reflejan años de aplicación de políticas generalmente prudentes".
Precisó, de todos modos, que las turbulencias económicas internacionales acarrean riesgos para las perspectivas del país en 2009 y 2010.
Subrayó que, con ese escenario como telón de fondo, el programa económico de las autoridades procura preservar la estabilidad macroeconómica y financiera, a la vez que apuntala el crecimiento y protege a los sectores más vulnerables de la población.
Costa Rica planea aumentar este año la flexibilidad cambiaria, un objetivo que el país tratará de lograr ejerciendo un control firme sobre la política monetaria, a fin de reducir el déficit en la cuenta corriente externa y disminuir la inflación.
Murilo destacó que la estrategia de las autoridades de Costa Rica para capear la crisis incluye también la financiación preventiva del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
"Esta financiación respaldará el colchón de liquidez de divisas de la economía y brindará protección contra shocks de la balanza de pagos mayores a lo previsto", destacó el directivo del FMI.
Costa Rica anticipa un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 0,5 por ciento para este año, una proyección que según el FMI afronta riesgos dadas las circunstancias actuales.
Para fin de año, se proyecta que la inflación se reduzca al 8% y que el déficit en cuenta corriente disminuya al 5,3% del PIB.