Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI prevé una contracción del 3% para la economía española en 2009

El FMI aumenta los malos pronósticos para 2009. FOTO: EFEtelecinco.es
El Fondo Monetario Internacional (FMI) augura más desempleo en España y una recesión más prolongada que lo que vaticinó en enero, en vista del descalabro de la producción en Europa y Estados Unidos durante los últimos seis meses. En el caso español, al vendaval externo se une el bajón interno del sector inmobiliario, que debe continuar "de forma considerable" todavía, según vaticina el Fondo.
Con la corrección de sus cifras, la institución se acerca a la opinión del Banco de España, que predijo este mes una contracción de la economía del 3 % para este año y del 1 % en el 2010. Muy lejos quedan los últimos cálculos del Ejecutivo, adelantados en enero, que hablaban de una contracción del 1,6 % para este año y de un crecimiento positivo del 1,2 % para el siguiente.
Economías en recesión
El organismo bajó su previsión de crecimiento para todos los países grandes , en una muestra del carácter planetario de la crisis, y en algunos casos las correcciones con respecto a sus augurios de enero fueron espectaculares. Por ejemplo, la economía de Alemania y Japón, muy dependientes de la exportación, se encogerá un 5,6 % y un 6,2 % este año, respectivamente.
Rusia perderá un 6 % de su Producto Interno Bruto (PIB) y América Latina entrará en recesión de forma colectiva, incluidos los gigantes de la región, México y Brasil. A Estados Unidos, el Fondo le augura una contracción del 2,8 % en el 2009 y un crecimiento nulo para el que viene.
Más intervención en el sistema financiero
El FMI ha augurado también que será un año muy difícil para la banca española y considera inevitable la fusión de algunas cajas de ahorros por su dependencia del sector inmobiliario, donde los precios caerán otro 15 por ciento en términos reales. "Los bancos españoles afrontan un año muy difícil", advirtieron los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) en su revisión anual de la economía del país.
En los tres meses que han pasado desde sus últimas previsiones, las cosas han ido de mal en peor. Se ha sabido que el último trimestre del año pasado la actividad económica cayó en los países avanzados un 7,5 %, una cifra "sin precedentes", según el Fondo, que cree que los datos de enero a marzo no son mucho mejores.
El gran lastre que pesa sobre el mundo es la precariedad del sistema financiero, que dura más que lo que el organismo había pensado posible. "La prioridad mayor de la política en este momento es la reestructuración del sector financiero. Un avance convincente en este frente es la condición sine qua non para la recuperación económica", dice el FMI en su informe.
Los gobiernos tendrán que intervenir, quieran o no, a juicio del Fondo, pese a la creciente revuelta de los contribuyentes en muchos países en contra de rescatar a los bancos que han hecho tambalearse al mundo. "Incluso cuando termine la crisis, habrá un período de transición difícil, con crecimiento apreciablemente por debajo de las tasas vistas en el pasado reciente", predijo el Fondo. CGS