Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Facua critica que el Gobierno no haya traspuesto aún la nueva normativa europea de publicidad de tabaco

La directiva comunitaria entra en vigor el próximo 20 de mayo sin haber sido adaptada a la legislación española
Facua-Consumidores en Acción ha criticado este lunes que el Gobierno no haya traspuesto aún la nueva directiva europea para los productos del tabaco, pese a que la norma comunitaria se aprobó en 2014 y el Ejecutivo ha tenido dos años para trasladarla a la legislación española.
La asociación considera que "la situación deja en evidencia una vez más la pasividad de la Administración encabezada por Mariano Rajoy en materia de protección de los usuarios, máxime en un caso relativo a la salud, como es éste".
En concreto, el próximo viernes 20 de mayo entra en vigor la directiva comunitaria relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados miembros en materia de fabricación, presentación y venta de los productos del tabaco y los productos relacionados.
Según Facua, pese a que el Gobierno ha tenido dos años para transponer la normativa, el ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, se excusó el pasado jueves en que algunos aspectos de la directiva necesitan "un modificación legal" y, actualmente, "no hay Parlamento para poder hacerla" por encontrarse el Gobierno en funciones, "como si llevase así desde 2014".
La nueva norma endurece las normas relativas a la manera de fabricar, producir y presentar este tipo de productos -cigarrillos, tabaco de liar, tabaco de pipa, puros, puritos, tabaco de uso oral, cigarrillos electrónicos y productos a base de hierbas para fumar- e introduce normas aplicables a determinados productos relacionadas con el tabaco.
Así, se aumentan las advertencias que deben reflejar las cajetillas de cigarrillos y picadura de liar, con nuevas advertencias sanitarias y pictogramas que cubrirán el 65% de ambas caras del envase, y dejarán un menor espacio para elementos publicitarios que hagan atractivo el producto para su compra. Los laterales de las cajetillas tendrán un 50% de su superficie ocupado por los avisos, con frases como 'Fumar mata'.
La adaptación será paulatina, hasta su aplicación total en mayo de 2017. Los fabricantes tienen un año de margen para aplicar los cambios en todas las cajetillas que pongan a la venta.
Además, la nueva normativa recoge que las cajetillas de cigarrillos y picadura de liar tendrán que incluir unos códigos de trazabilidad en 2019, y para puritos y picadura de pipa en 2024. Se trata de un identificador con información precisa de la ruta completa del producto (desde el día, hora y lugar de fabricación hasta su llegada al estanco). Además, se incorporan medidas adicionales de seguridad (visibles e invisibles) a prueba de manipulaciones.
Asimismo, a partir del próximo 20 de mayo queda prohibido el tabaco para liar y cigarrillos con aromas característicos (olor y sabor) como vainilla o chocolate y los productos con vitaminas o aditivos como cafeína, taurina o con propiedades colorantes.
Como excepción, los cigarrillos y tabaco para liar mentolados podrán seguir vendiéndose hasta mayo de 2020.