Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fed mantuvo una reunión secreta a primeros de marzo para estudiar cambios en la orientación de política

Todos los miembros del FOMC se mostraron de acuerdo en modificar el lenguaje sobre la evolución futura de los tipos
Los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) mantuvieron el pasado 4 de marzo una reunión secreta por videoconferencia para tratar posibles cambios en su orientación sobre la evolución futura de la política monetaria, aunque las decisiones finales no se adoptaron hasta su encuentro oficial de los días 18 y 19 de marzo.
Según recogen las actas de la reunión oficial de la Fed de mediados de marzo, el Comité discutió en esa videoconferencia cambios en los factores que tendría en cuenta para modificar los tipos de interés una vez que la tasa de paro alcanzará el objetivo marcado del 6,5%. "La agenda no contemplaba ninguna decisión, y ninguna se tomó", aclara.
La mayoría de los participantes señalaron que las expectativas del mercado respecto a los tipos de interés estaban alineadas con las oficiales, por lo que un cambio "considerable" de la orientación podría afectar a este escenario.
Sin embargo, en general los miembros del Comité consideraron que la reunión que se celebraría unos días después era una ocasión adecuada para reformular su lenguaje. En ese encuentro, todos defendieron que era apropiado sustituir los umbrales cuantitativos que marcaban la evolución de los tipos.
En concreto, casi todos consideraron que el lenguaje debía ser a partir de ahora "cualitativo", aunque un par de ellos prefirieron incluir la referencia al objetivo del 2%. Por su parte, uno de los miembros del FOMC apostó por mantener también el umbral cuantitativo de desempleo.
Finalmente, en el encuentro del 18 y 19 el FOMC decidió que, para determinar cuánto tiempo se mantendrán los tipos en su mínimo histórico, evaluará los progresos, tanto logrados como previstos, para alcanzar sus objetivos del máximo empleo y una inflación del 2%.
Así, la Fed cambiaba su orientación sobre el futuro de la política monetaria estadounidense, ya que hasta ahora garantizaba unos tipos en niveles "excepcionalmente bajos", al menos hasta que la tasa de paro alcance el 6,5% y mientras las expectativas de inflación a uno o dos años no superen el 2,5%.
"Con la tasa de paro cerca del 6,5%, el Comité ha actualizado su orientación. Esta modificación no indica ningún cambio en las intenciones políticas del Comité tal y como se establecieron en recientes comunicados", explicó el organismo en el comunicado emitido tras dicha reunión.