Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fedea dice que el sistema de financiación autonómica español produce un reparto "arbitrario"

El director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Ángel de la Fuente, propone revisar los criterios de reparto del actual sistema de financiación autonómica para que sea menos "arbitrario" y más "racional", en línea con el alemán, y lograr un mayor grado de equidad.
Así lo ha indicado durante una jornada organizada por BBVA Research, Fedea y FiFo, en la que se ha presentado un informe firmado por el propio De la Fuente, en el que se comparan el sistema de financiación autonómico español y el germano.
El informe muestra que ambos sistemas reducen prácticamente a la mitad las desigualdades entre regiones, aunque en el caso español el balance podría ser aún mejor si no fuera porque algunos de los fondos que intervienen en el reparto desarrollan criterios de escasa validez, en opinión de Fedea.
Así, el sistema español parte de unas desigualdades fiscales por comunidades autónomas que se reducen a una cuarta parte a través del fondo de garantía de servicios públicos fundamentales. El problema, según ha explicado De la Fuente, es que en el siguiente paso, cuando entran en juego los fondos de suficiencia y convergencia, de aportación estatal, esta inequidad vuelve a duplicarse.
La razón es que estos "fondos raros", en palabras del director de Fedea, adolecen de una "falta de lógica y transparencia". "España tira el dinero al aire y cae donde cae", ha llegado a decir.
Por su parte, Alemania cuenta con un prerreparto del IVA, que elimina buena parte de las desigualdades e introduce más adelante un fondo de reparto horizontal y otro vertical, enfocado a necesidades precisas por cada lander, que cuenta con criterios más concretos y transparentes.
A modo de ejemplo, De la Fuente ha señalado que en Alemania se establecieron unos mecanismos de compensación para las regiones de la antigua Alemania del este, con la idea de que poco a poco fueran siendo menos necesarios a medida que aumentaran su riqueza, mientras que en España este tipo de criterios de reparto se hacen permanentes.
"La principal ventaja del sistema alemán es que el reparto de los recursos del Estado es bastante más racional y sistemático. Nosotros tenemos un componente aleatorio más difícil de entender y que si se eliminara, acabaría con buena parte de los problemas", ha añadido.
Antes de concluir, De la Fuente ha realizado una simulación del efecto del sistema alemán sobre la realidad española, con la salvedad de algunas cuestiones irreproducibles, como los criterios para identificar las necesidades fiscales por regiones de cada país.
El resultado, ha dicho, "parece más sensato", lo que "da una referencia de que hay que ir a (un sistema) más igualitario y menos reordenador". Y a modo de anécdota, indicó que Cataluña sólo ganaría cuatro décimas de PIB con el sistema germánico.
LOS ALEMANES TAMBIÉN LO DICEN.
Por su parte, el economista de la Universidad de Colonia, Michael Thöne, también ha señalado que los criterios que usan los fondos de convergencia y suficiencia en España "no tienen mucho sentido". Sin embargo, ha valorado la autonomía fiscal con la que cuentan las comunidades autónomas en España.
Por su parte, el economista de la Universidad de Zaragoza Julio López ha llamado a imitar la "paciencia" de la Alemania para no tratar de abordar todos los problemas del sistema de financiación autonómica de golpe, así como la "claridad" de sus reglas. De hecho, ha apostado por reducir los mecanismos de compensación a los fondos horizontales, del modo que lo hace Alemania.