Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fepex muestra su preocupación por el aplazamiento de las medidas de la UE tras el veto de Rusia

La Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex) ha mostrado su preocupación por el aplazamiento de la publicación de las medidas de gestión de crisis anunciadas por la Comisión Europea tras el veto de Rusia a productos agroalimentarios, según ha informado en un comunicado.
Fepex considera que la falta de concreción de las medidas excepcionales anunciadas por el comisario Dacian Ciolos el pasado día 11 y que deben ser de aplicación desde ese mismo día, ampliadas a otros productos según el comunicado emitido hoy por la Comisión Europea, "dificulta la gestión de los excedentes que deben ser retirados para recuperar el equilibrio de los mercados".
Por ello, la patronal de frutas y hortalizas considera "prioritario" que por parte de la Comisión Europea se concrete de la forma más inmediata posible el contenido básico de las medidas de gestión de crisis, es decir, precios de intervención, volúmenes y disponibilidades financieras, colectivos que pueden acceder a la intervención, destino admitido de los excedentes, productos incluidos y entrada en vigor de las medidas.
La federación reitera que el conocimiento de estas variables permitiría realizar una gestión inmediata para superar las perturbaciones actuales del mercado y reducir el coste de la crisis.
Fepex considera que la aplicación urgente de estas medidas tiene un coste presupuestario plenamente justificado y relativamente bajo en comparación con las graves consecuencias económicas que está provocando cualquier retraso en la aplicación inmediata de medidas excepcionales, considerando el deterioro progresivo de los mercados y la pérdida creciente de renta que la situación está causando a los productores comunitarios.
La Comisión Europea ha confirmado hoy que propondrá la próxima semana ayudas para determinadas verduras perecederas como los pepinos y los tomates que se encuentran en dificultad tras el veto ruso a las exportaciones agroalimentarias procedentes de la UE con el objetivo de estabilizar los mercados.
"Tan pronto como la semana que viene presentaré la próxima medida de estabilización de mercado dirigida a un número de productos de frutas y verduras perecederos que están claramente en dificultad ahora. Esta acción será proporcionada y eficaz desde el punto de vista del coste", ha anunciado el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos.