Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Ordóñez acata la decisión sobre Bankia del Supremo y señala que con ella pierden los españoles

El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez acata la decisión del Tribunal Supremo sobre la devolución a dos familias del dinero invertido en acciones durante la salida a Bolsa de Bankia y señala que quienes han perdido con este fallo han sido los españoles, puesto que es el Estado el que tendrá que pagar ese importe.
"Voy a aceptar lo que digan los jueces (...). Los que han ganado (con esta decisión) son los accionistas y los que han perdido son todos los españoles que van a pagar a los accionistas, porque eso se paga con dinero del Estado", ha apuntado Fernández Ordóñez en declaraciones a TV3, recogidas por Europa Press.
El exgobernador del Banco de España ha señalado que todavía no se conoce el contenido completo de la sentencia, aún en fase de redacción, por lo que no sabe si hay críticas al supervisor o a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En cualquier caso, ha insistido en que hay que acatar la decisión del alto tribunal.
"Una de claves de nuestro sistema democrático es el respeto a los jueces y yo jamás hablaré nunca de lo que han estado haciendo los jueces y de sus decisiones, que hay que acatarlas", ha destacado.
Por otra parte, Fernández Ordóñez ve "importante" que el Banco de España ponga a disposición de los jueces todo lo que se hizo en su día en relación a la salida a Bolsa de Bankia. "Me parece fundamental", ha apostillado.
El Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo rechazó ayer dos recursos presentados por Bankia contra decisiones de distintos juzgados que se inclinaron por decretar la nulidad de las órdenes de suscripción de acciones de la entidad con ocasión de la salida a Bolsa que tuvo lugar en 2011, al considerar que la información que constaba en el folleto informativo no reflejaba la verdadera situación económica del banco.
De este modo, confirma la anulación de la suscripción de acciones en ambos casos, en los que se deberá devolver a los clientes las cantidades depositadas. El alto tribunal abre además la vía para que las reclamaciones sobre la compra de acciones que se presenten de ahora en adelante, y que suman cantidades millonarias, tengan un resultado positivo.
Existen demandas por suscripción de acciones contra la entidad por valor de 819,2 millones de euros con datos a 20 del pasado mes de diciembre, si bien Bankia cuenta con una provisión de fondos para hacer frente a este asunto de 1.840 millones de euros, según datos hechos públicos por la entidad.