Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández insta a abrir el capital de Kutxabank a terceros

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, ha afirmado que los resultados del test de estrés de este domingo permiten conservar el "derecho a decidir" de los accionistas del banco sobre el futuro de la entidad y ha animado a abordar ya este proceso, en el que, a su juicio, se debe empezar por "abrir el capital" a terceros.
Fernández ha realizado estas manifestaciones en una rueda de prensa celebrada en Bilbao, en la que ha analizado los resultados del test de estrés dados a conocer este domingo, que sitúan a Kutxabank como la entidad más solvente del sistema financiero español, y que responden a una "gestión profesional" y de rigor.
En su comparecencia, ha indicado que los resultados del pasado domingo les permiten "conservar el derecho a decidir" de los accionistas sobre el futuro de Kutxabank y "qué quieren ser de mayores".
Tras denunciar que ha habido una campaña contra Kutxabank y asegurar que se ha "perdido el tiempo" debatiendo sobre si las cajas debían convertirse en fundaciones en lugar de ir a lo "importante", cree que "de una vez" se debe iniciar el proceso sobre el futuro de Kutxabank, teniendo en cuenta que la normativa establece que ninguna caja puede tener más del 50% de un banco. En la actualidad, BBK cuenta con un 57%, Kutxa el 33% y Vital el 11%.
En este sentido, tras señalar que trasladará su propuesta sobre el futuro de la entidad a los patronatos de las fundaciones cuando estén constituidos, ha señalado que los accionistas deben reflexionar sobre el proceso que se debe abrir en la entidad.
Mario Fernández, que ha defendido un mayor tamaño para Kutxabank, ha indicado que hay que adaptarse a la realidad, sin miedo a los cambios y, tras afirmar que ello "dista mucho de tener como consecuencia la pérdida de control o el famoso alejamiento", ha afirmado que él ve un proceso en "fases" con objeto de "aspirar en un plazo de tiempo a ir en Ferrari y no en patines".
"Yo llamo Ferrari a lo que pueden hacer todos los demás de la lista, todos los demás de la lista o cotizan en Bolsa o han asumido ya el compromiso frente al Banco de España de cotizar en Bolsa, bueno, yo me quedo en el escalón anterior, empezar abriendo el capital", ha apuntado.
Tras recordar su intervención en un acto en la Comercial de Deusto en la que dijo que, en tres o cinco años veía a Kutxabank en Bolsa, ha afirmado que es "perfectamente compatible el que no se salga a Bolsa con el que se abra el capital a terceros en unas determinadas condiciones".