Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrer (UGT) denuncia que el 34% de los trabajadores no están protegidos por un convenio colectivo

El secretario de Acción Sindical (UGT), Toni Ferrer, ha denunciado este viernes que un 34% de los trabajadores españoles no está amparado por un convenio colectivo, lo que pone de manifiesto el debilitamiento de la negociación colectiva que ha supuesto la reforma laboral.
Así lo ha señalado en una jornada sobre 'Derecho al trabajo digno', organizada por el grupo parlamentario de la Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados.
Ferrer ha señalado que está faltando "fluidez" en la negociación colectiva a la vista de estos resultados, por culpa de tres elementos "intervencionistas" que el Gobierno incluyó en su reforma laboral para dar más poder a los empresarios.
En primer lugar, el dar prioridad a los convenios colectivo de empresa, frente a los sectoriales, que ha venido, según Ferrer, a "desmembrar la negociación colectiva". En segundo lugar, ha mencionado la posibilidad de aplicar descuelgues en las condiciones laborales, que ha desembocado en 250.000 reducciones salariales por esta vía.
Por último, el 'número dos' de UGT se ha referido a la limitación de la 'ultraactividad' -prórroga automática de los convenios vencidos a la espera de su renovación-- a un año, tras el cual, en ausencia de acuerdo para su renovación, dicho convenio decae. "Hasta ahora hemos podido frenar sus efectos", ha apuntado Ferrer al respecto.
Otros de los efectos de la reforma laboral son "palmarios", para Ferrer, quien ha precisado que actualmente hay un millón de parados más respecto a 2010, así como más temporalidad y más trabajo a tiempo parcial, que no es, a su juicio, sino "el reparto involuntario del trabajo".
"Por tanto, no se ha conseguido ningún objetivo de la reforma laboral, pues se mantiene y aumenta la dualidad y se reduce el empleo estable", ha sentenciado.