Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrovial puja por la segunda ampliación de su autopista de Canadá, una de las mayores del mundo

Ferrovial compite por el contrato de construcción y explotación de la segunda fase de ampliación hacia el Este de la autopista 407 ETR de Toronto (Canadá), una de las mayores vías de pago del mundo, que el grupo ya gestiona desde 1999 y de la que actualmente construye la primera fase de su ampliación.
En caso de hacerse con esta segunda extensión de la autopista, el grupo que preside Rafael del Pino ampliaría uno de sus principales activos. La 407, por la que diariamente circulan unos 115.000 vehículos, sumaría 153 kilómetros de longitud en el horizonte de 2020, frente a los 108 kilómetros actuales.
Además, Ferrovial potenciaría su negocio concesional en Norteamérica, después de que recientemente lograra su séptima autopista en Estados Unidos.
Por el momento, Ferrovial es uno de los tres grupos a los que Ontario ha invitado a presentar oferta para hacerse con la segunda fase de la extensión al Este de la 407 ETR, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.
El proyecto consiste en la construcción, financiación y operación de otros 23 kilómetros más de autopista hacia el Este, un nuevo trazado que unirá Oshawa y Clarintong, y que también contará con cuatro carriles por sentido.
Estos 23 kilómetros se sumarán a los 22 kilómetros que aportará la primera ampliación, que actualmente construye Ferrovial, y a los 108 kilómetros que gestiona la vía original.
La primera fase de la ampliación al Este, que el grupo español logró en 2012 por unos 1.000 millones de dólares canadienses (unos 760 millones de euros), está previsto que se ponga en servicio a finales del próximo año 2015.
En cuanto a esta segunda fase de la extensión, se pondrá en explotación de forma escalonada, de forma que un tramo se inaugurará en 2017 y el resto, en 2020, cuando la vía sumaría así más de 150 kilómetros de longitud.
Con esta extensión al Este, Ontario pretende ayudar a aliviar la congestión del tráfico en el área metropolitana de Toronto y mejorar el tráfico de bienes, servicios y viajeros en la zona.
UNA DE LAS 'JOYAS DE LA CORONA'.
De momento, la 407 ETR de Toronto está considerada como una de las mejores concesiones de infraestructuras del mundo y una de las 'joyas de la corona' de Ferrovial.
La vía cuenta con uno de los sistemas de telepeaje más avanzados, dado que no requiere que la media de 115.000 vehículos que diariamente toman la vía tengan que detenerse para pagar la tasa por uso correspondiente. Además, suma casi 200 puntos de acceso y salida.
La compañía presidida por Rafael del Pino controla una participación del 43,23% en la sociedad concesionaria de la 407 ETR, que le aportó 217 millones de euros a sus resultados de 2013. El resto de socios de la autopista son el fondo de pensiones canadiense, con un 40%, y la constructora local SNC Lavalin (16,7%).