Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrovial logra un contrato de mantenimiento de autopistas en Reino Unido por 380 millones

Ferrovial se ha adjudicado el contrato de mantenimiento integral de una red de 370 kilómetros de autopistas en Reino Unido durante un periodo de quince años y por un importe de 300 millones de libras (unos 380 millones de euros), según informó la compañía.
El grupo refuerza así la destacada presencia que tiene con el negocio de servicios en el mercado británico, donde también tiene actividad de construcción y concesiones.
Reino Unido es actualmente el primer mercado por ingresos de la compañía que preside Rafael del Pino, por delante de España, dado que en 2015 aportó el 36% de su facturación total.
El proyecto logrado ahora consiste en el mantenimiento, a partir del próximo mes de julio, de un total de 370 kilómetros de carreteras de la región británica de East Midland.
El contrato, adjudicado por Highways England, el organismo gestor de las vías inglesas, incluye la prestación de servicios de mantenimiento en tramos de algunas de las vías más importantes y de mayor tráfico del país, como son la M1, la M69, la M45 y la M6.
Ferrovial ha logrado a través de su filial británica de servicios Amey el proyecto que, además, supone dar un paso más respecto a los contratos de mantenimiento que venía realizando hasta ahora.
Así, Amey aportará apoyo y asesoramiento a la agencia de autopistas inglesa, además de las tradicionales labores de mantenimiento, como son la reparación de defectos, la gestión del tráfico, y la prestación de servicios y atención en caso de accidentes y condiciones meteorológicas adversas, entre otras funciones.
Ferrovial suma este contrato de mantenimiento de carreteras a los logrados en los últimos años. Además, el proyecto se logra días después de conseguir un contrato de prestación de servicios de limpieza y mantenimiento en los edificios públicos de cuatro distritos de Londres por unos 80,2 millones de euros, que también se añade a uno similar logrado años antes en otros distritos de la capital británica.