Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscalía cree que Eroski debe ser absuelta por las aportaciones y que el BBVA debe devolver el dinero

Dice que la emisión fue supervisada por la CNMV
El ministerio fiscal ha afirmado, en el juicio por la demanda colectiva de Adicae contra Eroski y BBVA por las Aportaciones Financieras Subordinadas (AFS) de la cooperativa, que son "abusivas" las cláusulas de los contratos que formalizó la entidad financiera por "falta de transparencia e información".
Por ello, cree que se deben declarar nulos los contratos y condenar al banco a devolver las cantidades invertidas por los clientes, mientras que considera que Eroski debe ser absuelta porque la emisión estuvo amparada por la Ley y supervisada por la CNMV.
En la última sesión de la vista oral, la fiscal cree que no se ha acreditado que hubiera publicidad engañosa ni que ésta indujera a "error" a los clientes. El juicio ha quedado vista para sentencia y será este lunes cuando se dé a conocer la resolución.
En la sesión de este miércoles, Adicae, que representa a 68 particulares que adquirieron Aportaciones de Eroski, ha denunciado que la cooperativa intentó "tapar o disfrazar" el carácter perpetuo de la emisión y ha pedido la nulidad de los contratos al considerar que hubo cláusulas abusivas y publicidad engañosa.
Por su parte, Eroski ha defendido que las Aportaciones tienen "cobertura legal" y, además de ajustarse "escrupulosamente" a lo que establece la Ley, han estado sujetas a un "intenso trabajo" de supervisión por parte de la CNMV. En este sentido, ha destacado la inexistencia de "cláusulas abusivas" y destaca que se ofreció una información "veraz, clara y contundente" de la que suponía el producto.
La defensa del BBVA ha señalado también que no existían cláusulas abusivas porque no se generó "desequilibro" entre las partes y ha indicado que cumplió con la "transparencia informativa". En este sentido, cree que, si el cliente no "prestó atención", sólo a él "le será imputable el error".