Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento del Trabajo defiende la reforma laboral y salarios según productividad

La patronal Fomento del Trabajo ha defendido este lunes la efectividad de la reforma laboral en España, susceptible de mejoras pero en ningún caso de derogación como reclaman los sindicatos y partidos como Podemos y PSOE, y también ha insistido en la necesidad de avanzar hacia un modelo salarial de retribución variable en función de la productividad del trabajador.
En la rueda de prensa de presentación del III Informe del Mercado Laboral y Negociación Colectiva, el director de relaciones laborales y asuntos sociales de la patronal catalana, Javier Ibars, ha afirmado que la reforma laboral se debe modificar, matizar y clarificar para eliminar incertidumbres, pero no eliminarse porque "ha evitado una destrucción masiva de puestos de trabajo en un momento muy complicado, y ha permitido una mejora de la ocupación".
La presidenta de la Comisión Laboral y de Recursos Humanos de Fomento del Trabajo, María Ángeles Tejada, ha instado a "ver qué partes han sido positivas y cuáles mejorables", e Ibars ha asegurado que desde la patronal catalana colaborarán con el nuevo Gobierno español en este ámbito.
Ha abogado por clarificar elementos que provocan la judicialización de conflictos en ámbitos como el decaimiento de la ultraactividad de los convenios, cuyo modelo actual ha defendido "para evitar la parálisis de la negociación colectiva y modernizar sus contenidos", y ha argumentado que tras la reforma laboral se han pactado más convenios.
"Cuando las empresas tienen mecanismos de flexibilidad interna, la utilizan antes de llegar a despidos", haciendo referencia a los expedientes de regulación de empleo temporales y de reducción de jornada, que han ganado peso respecto a los ERE de extinción de contratos.
Ibars también ha indicado que los costes laborales son menores en convenios de ámbito autonómico y provincial que en los estatales, lo que desmiente los convenios de ámbito inferior al estatal encarecen los costes laborales: "Desde Fomento del Trabajo siempre hemos defendido la máxima libertad posible a las partes para negociar el ámbito más favorable para sus intereses. Nunca hemos entrado en eso ni entraremos".
Asimismo, ha insistido en la reivindicación patronal de "superar el criterio de indexación al IPC como elemento de formación de salarios" y avanzar hacia un modelo salarial de retribución variable en función de la productividad de cada trabajador.
En este sentido, ha ejemplificado que el Acuerdo Interprofesional de Catalunya (AIC) 2015-2017 prevé crear una mesa técnica entre patronal y sindicatos --que se abordará en las próximas semanas-- para definir criterios que se puedan incluir en la negociación colectiva para medir esta productividad y traducirla en el salario a percibir: "Si no todos los trabajadores trabajan igual, no deben cobrar lo mismo".
El incremento de salarios pactado en convenio en Catalunya en 2015 fue del 0,87% (frente al 0,66% en 2014) y una tercera parte de los convenios congelaron salarios, mientras que la subida salarial pactada en convenios colectivos en el conjunto de España fue del 0,74% el año pasado (0,57% 2014).
PERSPECTIVAS PARA 2016
El Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) estatal fija una posible subida salarial de hasta el 1,5% este año, aunque Ibars ha matizado que se trata de un marco orientativo y algunas empresas pueden congelar o bajar salarios por su situación concreta.
"Los factores a considerar para determinar los incrementos salariales son el incremento de la actividad económica, el aumento del consumo interno y la mejora de la productividad y competitividad de la empresa, siempre sobre la base de la situación de cada sector y empresa", ha expuesto.
Respecto al AIC 2015-2017, ha explicado que apunta a racionalizar las condiciones económicas "suprimiendo modelos salariales obsoletos y complementos improductivos" como la antigüedad y bolsas de vacaciones, ha enumerado.